Saneamiento y Depuración

Depuradoras

Zaragoza cuenta con dos depuradoras que completan el ciclo integral del agua para devolver al río el agua en perfectas condiciones.

Su labor es vital para poder tener unos recursos hídricos de calidad.

Pero en los últimos años, una cuestión ha ido creciendo hasta convertirse en un auténtico problema: las toallitas que se tiran por el WC.

Antes de que las aguas residuales accedan a los digestores de fangos, donde se realiza su tratamiento, hay que apartar los restos de toallitas, tratarlos y llevarlos a un vertedero. La Sólo la depuradora de La Cartuja retira cada año 132.000 kilos de restos de toallitas húmedas y deshilachadas que se tiran por los inodoros de manera incorrecta. Además del gasto que supone (más de 60.000 euros anuales), genera problemas en la maquinaria y en toda la red de tuberías, provocando averías y reduciendo la vida útil de los equipos; y tiene un gran impacto medioambiental.

Instalaciones

Depuración