Policía Zaragoza

El 1,3% de los conductores controlados por la Policía Local ha consumido alcohol

12/06/2018.

La cantidad es menor que la obtenida hace un año en una campaña similar, aunque aumentan las denuncias por conducir bajo la influencia de drogas

El consumo de alcohol y drogas multiplica entre 2 y 15 veces el riesgo de sufrir un accidente. La única tasa segura es 0,00 mg/l.


La Policía Local de Zaragoza ha realizado, entre los días 4 y 10 de junio, una nueva campaña sobre control de la tasa de alcohol y presencia de drogas en conductores/as, realizada en coordinación con la Dirección General de Tráfico (DGT). Hay que recordar que, además de las campañas específicas, el control de alcohol y drogas en Zaragoza es permanente a lo largo de todo el año.

Durante este período se han realizado un total de 1.558 pruebas de alcoholemia. Los resultados han sido, en este caso, sensiblemente mejores a los del pasado año: si en 2017 se realizaron 53 denuncias administrativas por positivos en alcohol, en esta ocasión la cifra desciende a 16. Es decir, se ha reducido a una tercera parte. El número de positivos que han conllevado denuncia penal ha sido 4 (en 2017 fueron 7).

En cuanto a drogas, se han detectado tres positivos que han conllevado denuncia administrativa. También se ha denunciado un delito contra la seguridad vial por conducir bajo la influencia de drogas. Esta cifra duplica a la del pasado año.

Únicamente se somete a la pruebas de drogas a aquellos/as conductores/as que, habiendo dado 0 en alcohol, dan signos de encontrarse bajo el efecto de alguna sustancia.

Las sanciones, en el caso de una denuncia administrativa (tasa de alcohol en sangre superior a 0,5 gramos por litro, o de alcohol en aire espirado superior a 0,25 miligramos por litro) pueden alcanzar los 1.000 euros y suponer la retirada de entre 4 y 6 puntos del carnet.

Si la tasa de alcohol en aire espirado es superior a 0,60 miligramos por litro o la tasa de alcohol en sangre de más de 1,2 gramos por litro, se considera delito, por lo que la pena prevista es de prisión de tres a seis meses y, en cualquier caso, la retirada del carnet por hasta cuatro años.

Pero, más allá de las sanciones, desde la Policía Local de Zaragoza se insiste en que el alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales. Su presencia en la conducción, dependiendo de su tasa, multiplica entre 2 y 15 el riesgo de sufrir un accidente.

La única tasa segura es 0,00 mg/l.

No sólo está relacionado con una mayor accidentalidad, sino que el alcohol también repercute en una mayor mortalidad al ser un factor relacionado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas. Con una tasa de alcoholemia de 1.5 g/l, la tasa de incidencia de accidentes de gravedad mortal es aproximadamente 200 veces mayor que cuando se trata de conductores que no han ingerido alcohol.

Igualmente, el alcohol supone un riesgo para los peatones, como usuario de la vía que comparte con los demás el espacio público, así como para el resto de conductores y conductoras.  Bajar del 1% los positivos de alcoholemia en los controles es uno de los objetivos prioritarios de la DGT.