Organización Municipal

Documentos de Interés >>Discurso sobre el Estado de la Ciudad ,9 de noviembre de 2005

Comparezco ante este Pleno en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 109 del nuevo Reglamento Orgánico municipal, en el que se prevé la convocatoria, al menos una vez por año, de una sesión extraordinaria del Pleno destinada a debatir el estado de la ciudad.

Se trata de una novedad en la vida política municipal, que responde a los fundamentos y objetivos de la conocida como Ley de Grandes Ciudades: Mayor agilidad ejecutiva a los ayuntamientos, desde luego, pero también nuevos mecanismos de control político más apropiados a ese nuevo modelo de organización.

Hoy comienza una tradición que será como deseemos que sea: o sólo un escenario anual de estéril confrontación o una ocasión para, entre todos, orientar el futuro desarrollo de Zaragoza.

 

Sin excesivo optimismo, como Alcalde, les invito a que estos debates anuales sirvan para escenificar no sólo las lógicas diferencias entre los grupos, sino también los consensos que seamos capaces de trazar. Mi deseo sería que a la dialéctiva usual de autosatisfacción-crítica fuéramos capaces de añadir la que diferencia asuntos de Estado (de ciudad) y las que aluden a la gestión ordinaria o a cuestiones en las que las legítimas diferencias ideológicas se traduzcan en diferentes modelos o actuaciones de carácter político.

Para las primeras, para las cuestiones de Estado, consenso y responsabilidad debería ser la fórmula que presidiera nuestras actuaciones. En Zaragoza ya hemos comprobado (y los ciudadanos lo han descubierto) la extrema utilidad que el consenso social, económico y político tiene a la hora de conseguir grandes objetivos: con el respaldo prácticamente unánime de los zaragozanos fuimos capaces entre todos de conseguir la Expo 2008.

¿Es posible ensanchar la nómina de "asuntos de ciudad" en torno a los cuales podamos seguir comprobando el éxito del consenso?

Sé bien que se trata de un objetivo al que no basta con invocar para que se cumpla. Que es difícil para el Gobierno y difícil para la Oposición. Que nos obliga a cambiar hábitos y tics consolidados en el tiempo. Con todo, señoras y señores concejales: dedicaré la última parte de mi intervención a realizarles alguna propuesta en esta línea.

UNA CIUDAD EN CRECIMIENTO

El Reglamento del que nace este debate pide al alcalde que se refiera en su intervención a la "situación general de la ciudad". Pues bien, diré con rotundidad que Zaragoza se encuentra en uno de sus mejores momentos en muchas décadas.

La ciudad está creciendo con fuerza. Lo hace su población: desde el año 2000 la población censada en la ciudad se ha incrementado en 46.000 personas (un 7,6 %). Ya en 2004 Zaragoza fue, entre las grandes ciudades españolas, la que más aumentó su población tanto en términos absolutos como relativos.

Tenemos hoy 654.000 habitantes de derecho y es previsible que esta cifra siga creciendo con fuerza en los próximos años, situándonos muy cerca de ser la cuarta ciudad española en población.

Es destacable que más del 8 % de los vecinos actuales de Zaragoza -aproximadamente 53.000 personas- son inmigrantes extranjeros, constituyendo un fenómeno social nuevo y extraordinariamente acelerado.

Esa expansión demográfica está auspiciada por un notable crecimiento de la actividad económica.

La tasa de paro en la provincia de Zaragoza era al final del tercer trimestre de 2005, según la Encuesta de Población Activa, del 5,19 %, casi tres puntos menos que la que se registraba cuando se constituyó la actual Corporación.

Es destacable que esa reducción en la tasa de paro se ha producido al tiempo que aumentaba a un fuerte ritmo el número de personas que trabajan, que se ha incrementado en la provincia en 46.500, un 12 % más que hace dos años.

Zaragoza es hoy la cuarta ciudad española por su nivel de actividad económica. En los últimos tiempos se oyen algunas voces que hacen una valoración pesimista de un crecimiento de la ciudad que a algunos les parece inusitado o desbocado.

La verdad es que estamos muy lejos todavía de rozar siquiera las tasas alcanzadas en la anterior fase de expansión de la ciudad, cuando la población de Zaragoza creció un 74 % entre 1960 y 1975, y sobretodo, no nos equivoquemos: el crecimiento demográfico es para Zaragoza y Aragón un objetivo estratégico irrenunciable.

ESTABILIDAD POLÍTICA

Para gestionar los problemas que ese crecimiento genera y para dar culminación a las expectativas que la ciudad tiene (y tenía ya cuando hace más de dos años se formó el actual gobierno municipal de coalición), el primer requisito imprescindible era disponer de la estabilidad política necesaria para afrontar los importantes asuntos que estaban en la agenda de la ciudad.

Hace tiempo que ese objetivo está cumplido y hoy, puedo decir con genuino orgullo que este Ayuntamiento dispone de un gobierno y de una mayoría que lo sustenta que ha demostrado con creces su solidez y su compromiso con Zaragoza.

El segundo requisito o condición era lograr un razonable SANEAMIENTO FINANCIERO

SANEAMIENTO FINANCIERO

En este mismo Salón de Plenos hemos discutido hasta la saciedad sobre esta cuestión y obviamente no espero que la oposición esté de acuerdo conmigo en este punto. De hecho, conceptualmente, no puede estarlo. No pretendo cambiar la naturaleza de las cosas.

En todo caso, somos conscientes de que hemos exigido un esfuerzo extraordinario a los ciudadanos con la subida de impuestos.

Sin embargo, la otra opción (dejar las cosas como estaban) no era una opción. Zaragoza debía estar preparada para asumir el reto del 2008. Este gobierno ha elegido la única respuesta responsable.

 

A nadie le aplauden por subir los impuestos, y ningún político lo hace cuando tiene otro remedio.Sé que los ciudadanos, en su inmensa mayoría, lo han comprendido así y lo verán de una manera palpable a medida que los frutos de esta política afloren.

Por otro lado, la subida de los impuestos municipales era legalmente inevitable, conforme a las severas exigencias de la ley de estabilidad presupuestaria aprobada en su día y con acierto por el Gobierno del Partido Popular. La única alternativa para evitarlo hubiese sido un drástico recorte de los servicios públicos municipales.

  • Se ha conseguido acabar con el grave problema estructural de que el ahorro corriente del Ayuntamiento -la diferencia entre ingresos y gastos ordinarios- fuese negativo.
  • El endeudamiento ha quedado contenido por debajo del 110 % del presupuesto. Y los tipos del Impuesto de Bienes Inmuebles, como principal figura impositiva municipal, han quedado, después de las subidas de los dos últimos años, por debajo de los que aplican la práctica totalidad grandes ciudades españolas.

Pero dicho lo anterior, también debe dejarse claro que la estabilidad presupuestaria es una pauta de conducta y no un dogma. Conforme a los criterios de las instituciones europeas y de la propia reforma de la legislación española sobre la materia que prepara el Ministerio de Economía y Hacienda, el déficit cero debe ser un objetivo alcanzable en el medio plazo, pero puede haber desviaciones a corto plazo cuando haya razones excepcionales que lo aconsejen.

Así lo hemos entendido nosotros. Creemos que las obligaciones que para la ciudad entraña la Expo suponen una coyuntura excepcional, que justifica un presupuesto excepcional.

Así, durante los tres próximos años el esfuerzo inversor extraordinario que va a hacer el Ayuntamiento generará un déficit transitorio, aunque en ningún caso supondrá volver a la situación de ahorro corriente negativo o de endeudamiento por encima de lo permitido por la ley. En todo caso, el escenario presupuestario permitirá que en 2009 el Ayuntamiento vuelva a una situación de equilibrio presupuestario pleno.

Por otro lado, las tasas de los servicios públicos deben conseguir cubrir la totalidad del coste de dichos servicios. En 2006 habremos alcanzado ese punto en abastecimiento y depuración de aguas.

Conseguir esa cobertura de costes es una obligación legal, pero también debe ser vista como una eficaz política de responsabilidad medioambiental que incentive el ahorro y las buenas prácticas.

En cualquier caso, gracias al esfuerzo realizado durante estos dos años, el Ayuntamiento está en condiciones de mantener la estabilidad presupuestaria en el medio y largo plazo sin necesidad de aumentar los impuestos por encima del IPC en los próximos años.

PLAN EXTRAORDINARIO DE INVERSIONES

El aumento de los ingresos fiscales (48 millones de euros) y el ahorro obtenido con la refinanciación de la deuda (44 millones) van a permitir lanzar el más ambicioso programa de inversión del Ayuntamiento de Zaragoza, en toda su historia.

Serán 502 millones de euros en inversiones, a los que habrá que sumar aproximadamente otros 200 en inversiones extrapresupuestarias que ya están en ejecución.

Este plan extraordinario de inversiones -que incluye el denominado Plan de Barrios- se iniciará en 2006 con el mayor volumen de inversión que el Ayuntamiento haya hecho nunca en un solo año: 168 millones de euros (casi 28.000 millones de pesetas).

Gracias a este plan, Zaragoza llegará a la Expo con una ciudad con equipamientos renovados y con importantes mejoras en todos los barrios, de forma que el conjunto de los ciudadanos perciban directamente los beneficios de esa fecha excepcional.

El Ayuntamiento de Zaragoza, a diferencia de lo que demasiadas veces ocurrió no va a estar solo en ese esfuerzo inversor. Muy al contrario. Zaragoza va a recibir hasta el 2008 un programa de inversión pública estatal y autonómica que no tiene precedentes.

A día de hoy se pueden contabilizar más de 1.000 millones de euros ya comprometidos en proyectos concretos redactados o en marcha por parte del Ministerio de Fomento, Ministerio de Medio Ambiente y Gobierno de Aragón, en relación con la Expo y su plan de acompañamiento. Y la cifra seguirá subiendo.

ATENCIÓN A LOS BARRIOS

El Plan de Inversiones parte -en su diseño- de un doble fenómeno:

En primer lugar, Zaragoza está creciendo a un ritmo acelerado, gracias al fenómeno de la inmigración, lo que supone un rejuvenecimiento de la media de edad y, por tanto, necesidad de nuevas viviendas, escuelas y equipamientos para niños y jóvenes.

En segundo lugar, persiste, sobre todo en los barrios más tradicionales, un porcentaje muy elevado de personas mayores (un 18% del total de la población), de los que más de un 10% tienen su autonomía limitada y muchos de ellos habitan en viviendas sin ascensor ni calefacción.

A esa doble demanda responde, en buena parte, el Plan de Inversiones.

Pero, además de las futuras inversiones, este periodo de ajuste no ha impedido ejecutar proyecto de indudable interés. Piénsese a título de ejemplo, en el Centro Cívico "Estación del Norte", lo que permitió rehabilitar un emblemático edificio de la margen izquierda; el recién inaugurado centro cívico de Peñaflor, su nuevo consultorio médico, o las nuevas piscinas de San Gregorio,.

Además, en fechas próximas, entrarán en funcionamiento el nuevo centro cívico de Casetas y un nuevo pabellón polideportivo en San Gregorio.

Gracias al convenio existente con la Diputación Provincial de Zaragoza, están previstas para los barrios rurales de Zaragoza una veintena de obras hasta el 2008, con un presupuesto total de 20.750.000 euros.

Entre las obras prioritarias, por contar ya con proyecto y suelos, destaca la urbanización de la travesía de Casetas (nacional 232a); las piscinas de La Cartuja; la nueva alcaldía de Juslibol, o el nuevo centro de convivencia de mayores de Montañana.

Merece recordarse, asimismo, la decisión acordada por todos los grupos municipales de destinar el remanente de más de14 millones de euros de los presupuestos de 2004 a los distintos barrios y distritos de la Capital aragonesa.

En este sentido, y dentro de las obras consensuadas, destaca la reforma del parque de

Miraflores o del antiguo palacio Palafox, una nueva plaza entre las calles Delicias y Caspe, actuaciones en el Museo del Fuego, o el desvío del colector de las Fuentes.

Un capítulo de gran interés social en el plan de inversiones es la construcción de siete nuevas escuelas infantiles en otros tantos barrios y distritos de la ciudad: Villamayor, La Paz, Santa Isabel, Actur, La Almozara, Oliver y una profunda rehabilitación de la escuela infantil La Piraña en Las Fuentes.

 

No menos importante es el proyecto de una Escuela de Música en el Casco Histórico, entre las calles Armas y Casta Álvarez que cuenta con un presupuesto de tres millones y medio de euros.

En cuanto a los equipamientos deportivos, puedo anunciar que están a punto de comenzar las obras del pabellón o centro deportivo Actur V. También está prevista la construcción de un pabellón en el colegio público Río Ebro o el Pabellón Polideportivo de Valdefierro. En Oliver se construye un nuevo campo de fútbol y se edificará una nueva piscina y una nueva zona termal en la Almozara; o la nueva piscina cubierta que se construirá en el Centro Deportivo Municipal de Gran Vía.

En cuanto a reformas, se va a ejecutar una reforma integral en el centro deportivo municipal La Granja, la transformación del Stadium Delicias o el cubrimiento de las pistas deportivas de Torrecilla de Valmadrid.

Asimismo, querría destacar, por su importancia para la ciudad y por el importante esfuerzo económico que el Ayuntamiento va a hacer, la rehabilitación del Convento de San Agustín; la reforma del antiguo Seminario cuyas obras ya han comenzado y que se adecuará para acoger dependencias municipales; la reforma de los antiguos depósitos Pignatelli; la modernización de la Casa Amparo o la ampliación del Museo Pablo Gargallo.

 

SUELO Y VIVIENDA

La vivienda, la seguridad ciudadana, la limpieza y el medio ambiente, y el transporte público son temas capitales de cualquier gestión municipal. A ellos me voy a referir con un cierto detalle.

Partiendo del censo del 2001 (283.932), teniendo en cuenta que el parque de viviendas ha crecido a una cifra aproximada de 5.000 viviendas anuales, podemos decir que en el momento actual tenemos alrededor de 300.000 viviendas en Zaragoza.

De ellas, el 80 % tienen la consideración de residencia habitual, un 8 % de residencia secundaria y un 11 % están vacías. (Este último porcentaje está muy por debajo del registrado en ciudades como Sevilla o Valencia, donde las viviendas vacías suponen un 15 y un 17 % del total, respectivamente).

Más significativo quizás que el de las viviendas vacías es el fenómeno de la creciente disminución del número de habitantes por hogar, que explicaría la dicotomía entre el fuerte aumento del parque de viviendas en los últimos lustros y un crecimiento mucho menos intenso de la población.

A día de hoy, prácticamente el 50 % de las viviendas de Zaragoza está ocupada por 1 ó 2 personas. Otra cuarta parte de las viviendas está habitada por tres residentes.

Estos datos nos ilustran de un profundo cambio social en cuanto la composición de los grupos familiares y estilos personales de vida, que están incrementando la demanda de vivienda por encima de lo esperable con los criterios sociológicos tradicionales.

En cuanto al régimen de propiedad de las viviendas en nuestra ciudad, sólo el 13 % de las viviendas familiares están en régimen de alquiler y un 83% son propiedad de sus inquilinos. Aunque los últimos datos confirman que se está produciendo una tendencia a la desaceleración del precio de la vivienda, los incrementos anuales están por encima del 15%.

Con estos datos en la mano, la política de vivienda desarrollada por mi Gobierno ha seguido una triple orientación:

  • La aprobación de instrumentos de desarrollo urbanístico que posibiliten el incremento de oferta de suelo para vivienda.
  • El crecimiento de la oferta de suelo para viviendas de protección pública.
  • El incremento de la oferta de viviendas para alquiler.

Para cumplir esos objetivos, se han aprobado definitivamente planes parciales con una capacidad para construir 25.271 viviendas, de las que 14.342 serán de protección pública en las zonas de Arcosur y La Paz Sur. Otros 22 Planes especiales con aprobación inicial y definitiva permitirán construir 8.200 viviendas adicionales.

Hablamos, pues, de 33.500 viviendas en fase de desarrollo, que tendrán, gracias al gran incremento de viviendas protegidas, un efecto positivo tanto sobre el mercado inmobiliario en general como sobre la posibilidad de acceso a una vivienda para las personas con rentas más bajas.

En efecto, en el año 2003 se enajenó suelo para 474 viviendas protegidas, en el 2004 para 1.506 y en el año 2005 se está vendiendo suelo con capacidad para construir 1.620 viviendas protegidas. Se cerrará el cuatrienio con la puesta a disposición de cooperativas y promotores de suelo municipal para 6.000 viviendas protegidas.

A la vista de lo ya hecho me permitirán que manifieste mi satisfacción y que les transmita mi total seguridad de que, al final de la legislatura el número de nuevas viviendas protegidas, sumando la actuaciones del Ayuntamiento y del Gobierno de Aragón, superará la cifra de 8.000 que recogía nuestro programa de Gobierno.

También se ha incrementado la construcción de viviendas de protección pública destinadas al alquiler. Concretamente en Valdespartera se ha licitado la venta de cuatro parcelas para un total de 600 viviendas para alquiler, que provisionalmente se destinarán durante un periodo de seis meses para la Expo 2008.

En la misma dirección la Sociedad Municipal de Rehabilitación ha constituido una sociedad al 50 % con Ibercaja con la finalidad de promocionar viviendas de alquiler con opción de compra destinadas a jóvenes, que no están en condiciones de adquirir una primera vivienda. La primera actuación permitirá la construcción de 191 viviendas y 120 apartamentos que se van a iniciar de forma inmediata.

En política de vivienda hay que mencionar, igualmente, que desde el 2003 al 2005 se han destinado cada año 5 millones de euros para ayudas para la rehabilitación. A partir del próximo año se incrementarán estas partidas para actuaciones piloto en conjuntos urbanos de interés.

Es reseñable también, dentro de la política de suelo, los proyectos de reparcelación en Valdefierro, Oliver y Delicias, que han permitido obtener importantes equipamientos públicos y zonas verdes. Así como la adquisición mediante convenio urbanístico de la antigua Azucarera de la calle del Marqués de la Cadena, y de la Harinera de San José, a través de una permuta, lo que permitirá la creación de grandes equipamientos para la ciudad.

Transcendental significación ha tenido la adquisición de terrenos mediante opción de compra y posterior permuta ubicados en el Meandro de Ranillas con destino a la Expo 2008, al Parque Fluvial y a la ejecución de la Ronda del Rabal.

No debo dejar de citar un tema que ha suscitado gran interés a los Grupos de la Oposición: el proyecto de remodelación de La Romareda. Entre las dos opciones posibles -la remodelación o el traslado- y entendiendo que para ambas existen sólidos argumentos, este gobierno ha optado por la que entiende que más contribuye al mantenimiento de núcleos terciarios de actividad en la ciudad consolidada; la que hace más fácil el acceso del público sin depender del vehículo privado; la que permite ganar más calidad urbanística y de equipamientos a la zona del actual estadio; y la que constituye la oferta más generosa que este Ayuntamiento ha hecho nunca al Real Zaragoza para contribuir a su consolidación económica como un gran club.

SEGURIDAD CIUDADANA

La seguridad ciudadana es también otra de las preocupaciones principales de los zaragozanos.Aunque los indicadores comparativos de la ciudad en este campo son positivos, no podemos dejar de hacer el máximo esfuerzo en los próximos años.

Los eventos de 2008 van a incrementar significativamente la demanda de servicios y obligaciones de la Policía Local y estamos preparándonos para ello.

En primer lugar, con la ampliación de su plantilla hasta 1.300 agentes en 2008. Ya el próximo año se incorporarán 150 nuevos guardias.

En segundo lugar, con la reestructuración de sus cuarteles. Como saben, se va a construir un nuevo cuartel central en la zona de Torrero-La Paz, perfectamente comunicada con el Tercer y el Cuarto Cinturón. Las otras dos sedes sobre las que se articulará el despliegue de la Policía Local serán el actual cuartel de Palafox y la comisaría del Actur.

Habrá más policía en la calle y se reforzará a la Policía de Barrio.

Otro elemento significativo de actuación va a ser la mejora del equipamiento con el que cuenta la Policía Local, tanto en el material móvil -para alcanzar un ciclo de renovación total del parque de cinco años-, como, sobre todo, en su nueva red digital de comunicaciones, que permitirá que los ciudadanos reciban el auxilio de la Policía Local en un plazo de respuesta mucho menor.

Por último, el trabajo de la Policía Local de Zaragoza a lo largo de estos dos años de legislatura ha sido especialmente intenso en las acciones vinculadas a la seguridad vial, y específicamente en el control de la velocidad, el respeto a los semáforos, la educación vial y el control de las alcoholemias.

En este último punto hay una buena noticia: aumenta el número de pruebas de alcoholemia que se realizan, pero disminuye el número de las que dan positivo.

Comparto plenamente la preocupación de los zaragozanos por el número de accidentes graves que se producen en nuestras calles.

La comparación de los datos más recientes de siniestralidad con la media del último lustro ofrece signos esperanzadores, un 33% menos de muertos y un 54% menos de heridos graves, lo que indica que las medidas en curso están ofreciendo resultados. Sin embargo, no es admisible ningún tipo de conformismo.

Por eso vamos a seguir impulsando, junto con campañas de imprescindible concienciación ciudadana, una política de máximo rigor y tolerancia cero contra las infracciones que ponen en peligro la seguridad del tráfico.

LIMPIEZA, MEDIO AMBIENTE

Las infraestructuras relacionadas con el agua son un elemento básico para determinar la calidad de los servicios públicos que presta una ciudad.

En este campo, Zaragoza, en primer lugar, va a culminar un proyecto iniciado en la legislatura anterior: el suministro de agua de boca directamente desde el Pirineo, a través del embalse de Yesa, que dotará a Zaragoza y 54 municipios más de agua de calidad.

En segundo lugar y dentro del Plan de Mejora de la Gestión y Calidad de Agua, se han puesto en marcha varias actuaciones importantes: la adecuación de los depósitos de Casablanca, el nuevo sistema de bombeo en el Parque Primo de Rivera, el acondicionamiento de los depósitos de Las Canteras.

También se está ejecutando mejoras en el tratamiento de humos en la depuradora de La Cartuja y se van a solucionar, por fin, los problemas de inundaciones en San Juan de la Peña, con la redacción de un proyecto de nuevo colector.

Asimismo, gracias a la nueva depuradora de Utebo, que promueve el Instituto Aragonés del Agua, se resolverán los problemas de depuración de las aguas residuales de Casetas, Garrapinillos y Villarrapa.

Desde el 2003 al 2005 se ha disminuido el consumo de agua en un 6,85 %, con lo que el consumo total no supera los límites del que existía en el año 1968. Ello se debe a la concienciación ciudadana en el ahorro, a la recuperación de agua que se realiza en la planta potabilizadora y a la renovación de tuberías(83 Kilómetros)

Otra tarea destacada en materia de infraestructuras de servicio público son actuaciones en la vía pública, tales como la remodelación de Conde Aranda, García Sánchez, Compromiso Caspe o Fray Julián Garcés, Avenida Cataluña, San José y Lasierra Purroy.

No menos importantes para los vecinos que las han demandado son la peatonalización del camino de Juslibol, el encauzamiento de la acequia de Las Fuentes, la apertura de la calle Biescas o la renovación de Amantes de Teruel y Méndez Coarasa.

En el marco del Plan Integral del Casco Histórico, hemos acometido la renovación de la calles Contamina, Jussepe Martínez, Madre Rafols y Ramón y Cajal. (Tampoco en este terreno nos hemos olvidado de los barrios rurales, con la mejora del acceso a Juslibol, las plazas principales de Monzalbarba y Alfocea, el cruce en la avenida San Gregorio, los servicios en Santa Fe y la barriada Real de Casetas.

La limpieza de la vía pública es, con seguridad, uno de los servicios más demandados y valorados por los ciudadanos. Zaragoza es en este ámbito una ciudad afortunadamente exigente y es obligación del Ayuntamiento responder a esa demanda.

Nuestra gestión en limpieza se puede resumir en cuatro líneas básicas de actuación:

  • La ampliación de los servicios de limpieza a nuevas zonas de la ciudad
  • La limpieza de los entornos naturales de la ciudad, especialmente las riberas
  • La resolución inmediata de cualquier contingencia que ocurra en la calle y la
  • Apuesta por el reciclaje

Respecto al primer punto, se ha ampliado el servicio a nuevas zonas de la ciudad y se han intensificado las actuaciones en Casco Histórico, Arrabal y Delicias, con baldeos semanales. El Ayuntamiento ha asumido la intervención en más de 500 solares, desbrozándolos y adecentándolos.

En cuanto a los entornos naturales de la ciudad, la ampliación del servicio de limpieza ha llegado también al Galacho de Juslibol, la Balsa del Ojo del Cura, el Soto de Cantalobos, el Soto de La Almozara y la Peña del Cuervo. Asimismo, se ha asumido la limpieza de medianas y accesos a la ciudad que comprometían la seguridad vial y de las que, hasta ahora, nadie afrontaba su tratamiento.

Pero más importante todavía, hemos puesto en marcha nuevos servicios como el de la limpieza de las riberas del Canal y Huerva (mayo del 2004) y que recientemente se ha ampliado a la limpieza de las orillas del Ebro y el Gállego. Esta limpieza integral hace 30 años que no se hacía y, como dato curioso, les diré que, en las primeras batidas se recogían una media de 450 kilos diarios de basura y desperdicios, y que en el Ebro se esperan recoger más de 1500 kilos diarios de basura.

También merece la pena referirse a nuevas iniciativas como SERLUZ, un servicio de limpieza que funciona las 24 horas del día y que atiende cualquier contingencia en las calles de la ciudad.
Este servicio se integrará dentro de la Unidad de Actuación Rápida que estamos poniendo en marcha desde Alcaldía y que estará a pleno rendimiento en enero. Su objetivo es la resolución inmediata de pequeños desarreglos y desperfectos puntuales en la vía pública.

Se han aumentado los medios para el reciclaje. Se ha extendido el número de comercios con servicio de recogida de cartón puerta a puerta. Se ha implantado un dispositivo de recogida de vidrio para el sector hostelero y se acaba de ampliar la recogida de los aceites usados de procedencia doméstica.

Todo ello tiene su colofón en la construcción del Centro de Reciclaje de Zaragoza que estará operativo a finales del 2006 que, además de reciclar papel, cartón, envases y metales, producirá energía eléctrica (7 megavatios) y 250.000 toneladas al año de compost.

Con todo y cara a la Expo, debemos ser y nos proponemos serlo MAS AMBICIOSOS, lo que se refleja en el Presupuesto del 2006 y se reflejará en los sucesivo.

TRANSPORTE PÚBLICO

El transporte es otro de los servicios públicos que mayor incidencia tienen en la vida cotidiana de los zaragozanos, que no en vano realizan más de 100 millones de viajes al año en la red de autobuses urbanos.

Recordamos, antes de nada que la tarifa media del billete en Zaragoza es la más bajo entre las ciudades españolas comparables (0,46 euros/billete, IVA incluido) y que el número de viajeros por habitante -162- es muy superior en Zaragoza que en ciudades como Valencia, Sevilla o Valladolid.

Mejorar el servicio ha sido una constante de este Gobierno.

El pasado mes de febrero se puso en funcionamiento la tarjeta bus, que ha constituido una modificación de los hábitos del transporte. El Ayuntamiento de Zaragoza ha sido pionero y ambicioso, ya que es el único sistema en España que garantiza la gratuidad durante una hora y sin límite en el número de buses utilizados en ese periodo. Seis millones de viajeros se van a beneficiar al año de este nuevo sistema.

Además, este sistema, ha acabado con las habituales y polémicas colas del mes de enero de usuarios que pretendían cambiar sus bonos. La tarjeta-bus también beneficiará a los barrios rurales, puesto que estamos trabajando en homogeneizar los títulos con las líneas periféricas.

Otra mejora muy valorada, especialmente por los jóvenes, es la puesta en marcha del buhobus. Este servicio nocturno de viajeros da cobertura al ocio ciudadano y supone un plus en la lucha de la ciudad para garantizar la seguridad vial.

Las mejoras también ha afectado a los materiales. La línea 23 que conecta el Actur con La Paz ha renovado completamente su flota con autobuses articulados de gran capacidad. También lo hará en los próximos meses la línea 24. Esta misma iniciativa se ha llevado a la línea 35, a la que acaban de incorporarse 28 nuevos vehículos.

También se ha ganado en accesibilidad, pasando de los 189 autobuses de piso bajo en el 2002 a 232 en 2005. Esto supone que hemos adaptado un 88,26% de la flota y será del 100% en el 2009.

En lo que llevamos de legislatura, hemos aumentado además el número de kilómetros que recorren nuestros autobuses en un 6 %, con mejoras de prestaciones en Parque Goya, San Juan de Mozarrifar y Venta del Olivar.

CULTURA

En este repaso sumario , necesariamente apresurado a la gestión, debo de referirme a la política cultural, que se ha desarrollado a través de tres grandes líneas de actuación:

  • La consolidación de los grandes proyectos y equipamientos, como el Auditorio, el Museo del Foro, la modernización -partiendo de un modelo consolidado- de las Fiestas del Pilar o los 25 años que cumplirá la Filmoteca en 2006.
  • La creación de nuevos retos y proyectos, como nuestra incorporación a los grandes circuitos internacionales de música, el apoyo a la creación artística mediante convenios con grupos como "Miguel Ángel Berna" o "Al Ayre Español", o el aumento de nuestras relaciones con el mundo iberoamericano con programas como el de Zaragoza Latina.
  • La captación de nuevos públicos, fundamentalmente, a través de una nueva forma de programar en los Teatros Principal y del Mercado, mediante el apoyo a los artistas locales, y creando confianza en la iniciativa privada.

Con todo, el reto del 2008 nos obliga a ampliar la oferta museística y de equipamientos culturales de manera notable. Ya estamos trabajando en esta línea.

CIENCIA Y TECNOLOGIA

En materia de Ciencia y Tecnología, debe destacarse el éxito entre los usuarios de los servicios ofrecidos desde la web del Ayuntamiento, reconocida recientemente como la mejor de todas las ciudades españolas. El número de entradas a su primera página casi se ha triplicado en los dos últimos años, periodo en el que el número de portales municipales alojados se ha multiplicado por cinco.

Igualmente se han incorporado novedades como el sistema automático de lectura de la página web que facilita el uso de este servicio público a personas con deficiencias visuales.

Se ha impulsado también experiencias pioneras en materia de software libre y de votación electrónica, y de implantación de puntos de acceso inalámbrico a Internet.

Asimismo se ha venido trabajando en el desarrollo técnico del proyecto Milla Digital en paralelo al procedimiento de aprobación de las normas urbanísticas y del desarrollo de los proyectos de urbanización de las áreas de Delicias y el Portillo.

Se ha constituido la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento, con la colaboración de cinco importantes entidades privadas, y se ha conseguido en este tiempo poner en marcha iniciativas tan destacadas como la conferencia tecnológica Innovate Europe y un Comité Internacional de Expertos para la Sociedad de la Información integrado por figuras de talla mundial en este campo.

JUVENTUD Y DEPORTE

Desde la Concejalía de Juventud se ha dado un impulso a las subvenciones para alquiler de viviendas para jóvenes llegando a casi 600 jóvenes alojados al año por este sistema. También se ha conseguido una mejora sustancial de la Hipoteca Joven, ofreciendo el mejor producto del mercado sin ningún tipo de comisión, con más de un millar de operaciones anuales Se han potenciado las actividades municipales para jóvenes, consiguiendo un incremento del 30% en el número de usuarios.

Punto y aparte merece la Biblioteca para Jóvenes, un proyecto en colaboración con la Fundación Bertelsmann, que se llevará a cabo en la antigua Azucarera y que se convertirá en un centro digital de referencia.

En el terreno de la política deportiva, se ha duplicado el número de abonados a los Centros Deportivos Municipales y se ha llegado a más de 30.000 ciudadanos a través del programa "Entra en Acción".

Desde este equipo de gobierno se ha apoyado el deporte base, en especial el fútbol, una de las actividades más reclamadas y seguidas por los niños y jóvenes de los barrios zaragozanos. Entre las acciones más destacadas figura un programa de dotación de césped artificial a los campos de fútbol base de la ciudad.

También se ha apoyado la realización de actos de alto nivel y repercusión internacional, como el Campeonato de Europa de Baloncesto Junior, la Copa de Baloncesto ACB, o la Copa Príncipe de Baloncesto.

ACCIÓN SOCIAL

Desde el área de Acción Social se llevan a cabo numerosos proyectos dirigidos a garantizar los derechos y a mejorar la calidad de vida de muchos ciudadanos de todos los colectivos sociales, especialmente los más desfavorecidos.

La Casa de la mujer atendió en el 2004 a más de 65.000 mujeres. El Ayuntamiento lucha contra la violencia de género a través de campañas de concienciación, jornadas, apoyo jurídico, social y económico a mujeres maltratadas.

Se ha conseguido eliminar la lista de espera en Teleasistencia para personas mayores, de la que hoy se benefician más de 5.300 personas.

Se ha incrementado el número de beneficiarios del programa Respiro, un servicio de apoyo al cuidador de personas enfermas, normalmente las mujeres de la familia.

No se acaban aquí las áreas municipales de actuación a las que debería referirme siquiera sea telegráficamente. Pero el tiempo apremia. Pese a ello quiero hacer una mínima referencia al servicio público municipal, prestado por nuestro Cuerpo de Bomberos. Quiero destacar el magnífico trabajo y entrega de sus miembros, la importante renovación y mejora de sus medios materiales, la elaboración ya avanzada de las bases de un Plan General de Emergencias en la ciudad, y los trabajos en marcha para el futuro Museo del Fuego y de los Bomberos que terminan a finales del 2006 y que será en ese género uno de los más importantes de España.

Quiero resaltar asimismo en la política de personal, el acuerdo al que llegamos con los representantesde los trabajadores y funcionarios de la casa, para los próximos cuatro años.

ALTA VELOCIDAD

En este apartado de gestión quiero terminar refiriéndome a dos cuestiones de importancia. En primer lugar, la marcha de la Sociedad Zaragoza Alta Velocidad, y después, a nuestras relaciones con la DGA. Por lo que se refiere a la Sociedad Alta Velocidad, como saben, en junio se aprobó inicialmente la ordenación de las áreas de Delicias y el Portillo y ahora se está pendiente de la resolución de las alegaciones y de la aprobación definitiva, que debe producirse en dos o tres meses como máximo.

De forma paralela, se están tramitando los concursos para la redacción de los correspondientes proyectos de urbanización, que se adjudicarán en breve, de forma que en el segundo semestre de 2006 puedan iniciarse las obras de urbanización, garantizando así que la estructura viaria básica y los accesos a la Estación de Delicias y a Ranillas estén listos para la Expo.

Es importante recalcar que los acuerdos y objetivos fundacionales de Zaragoza Alta Velocidad no sólo han sido respetados, sino que han sido ampliados y mejorados. Por ejemplo, en cuanto al puente del Tercer Milenio -que figuraba inicialmente como una de las últimas obras a realiza y hoy ya está en marcha-, y en cuanto a la inclusión de las infraestructuras necesarias para la nueva línea de metro.

RELACIONES CON LA DGA

Por lo que se refiere a nuestras relaciones con la DGA, diré con rotundidad que nunca antes un Gobierno de Aragón se había volcado tanto con la ciudad de Zaragoza como la hace el actual Ejecutivo autonómico, ni nunca antes un Presidente de la Comunidad Autónoma había estado, personal ypolíticamente, tan en sintonía con las necesidades y aspiraciones de la principal ciudad de Aragón. Es un hecho que, por novedoso, se hace difícil de creer por quienes o interesadamente o por mero tic del pasado, se aferran a una inexistente relación de tensión entre ambas instituciones.

Lo diré una vez más: Las relaciones entre ambas instituciones son excelentes y de la máxima colaboración. Ello es compatible con que ambas cumplamos escrupulosamente la obligación de defender nuestros intereses, a veces ?las más- comunes, pero en ocasiones, específicos de cada institución.

Igualmente las relaciones con la Diputación Provincial de Zaragoza se desarrollan en un marco de estrecha colaboración, que tienen como principal expresión la ampliación del convenio para inversiones en los barrios rurales de la ciudad, y la convicción por parte de la ciudad de que debe asumir sus responsabilidades, sus deberes ( no sólo sus derechos) como capital de Aragón, desde luego, pero también como la capital del cuarto espacio, de la provincia de Zaragoza.

EL FUTURO

1. Introducción

Zaragoza se encuentra en una época de grandes transformaciones que van a suponer mejoras decisivas en la vida de la ciudad. Sin embargo, soy consciente de que no siempre hemos transmitido a los ciudadanos una idea precisa de cómo les van a afectar esos cambios, ni de cómo han sido contemplados sus intereses.

Ha sido un tiempo en el que hemos hablado mucho de grandes proyectos y de grandes inversiones -a cuya negociación hemos tenido que dedicar muchas horas- y eso ha podido producir un cierto distanciamiento de muchas personas que pueden creer -en mi opinión, equivocadamente- que eso no tiene que ver con su vida cotidiana.

Algunas decisiones difíciles que este gobierno municipal ha tenido que tomar en estos dos años; y la dificultad para que los pequeños proyectos adquieran la relevancia necesaria cuando la agenda está llena de grandes temas, han hecho de esta primera mitad de la legislatura un periodo políticamente complejo.

Pero con todo, me interesa mucho más mirar al futuro. Les quiero decir que para este Alcalde, para este Gobierno, es una de sus prioridades esforzarse en alcanzar consensos duraderos con los grupos políticos que lo deseen en algunos de los temas esenciales para el desarrollo de la ciudad. Sé que no es fácil hacerlo entrada ya la segunda fase de la legislatura, pero al menos, en nuestro caso, ello no será obstáculo para intentarlo.

Queremos también intensificar y mejorar el diálogo con todos los grupos sociales y colectivos ciudadanos para que se sientan plenamente partícipes de esta etapa de esperanzadores cambios.

Queremos hacer una política cuidadosa en el detalle, atenta a la sensibilidad del cada día. Una política de lo pequeño que llegue hasta el último rincón de Zaragoza y a todos sus ciudadanos.

Uno de los instrumentos para conseguir ese diálogo con los agentes económicos, sociales y ciudadanos será la puesta en marcha del Consejo Social de la Ciudad y que entrará en funcionamiento el año próximo.

También jugará un papel relevante el Programa de Desarrollo Económico y Social de Zaragoza (PADES). No puede olvidarse que es la primera vez en la historia municipal de la ciudad que se firma este gran pacto social entre el Ayuntamiento y los principales sindicatos y organizaciones empresariales.

EXPO 2008

Aún siendo el tema más decisivo para la ciudad, la futura celebración de la Expo 2008, no considero necesario en esta primera intervención entrar en muchos detalles sobre la marcha de los trabajos encaminados a que sea un éxito, entre otras cosas por mí confesada y practicada intención de no someter esta cuestión -al por otro lado legítimo debate partidario. Recordar el inmenso trabajo realizado, o su carácter vital para el desarrollo estratégico de la ciudad y la autoestima de sus vecinos es, por obvio, ocioso. Sólo me permitiré decir que no tuvieron razón los que dudaban de que fuese conveniente volcar tantos esfuerzos desde el Ayuntamiento en el objetivo de la Expo.

¡Claro que valía la pena! Pero en fin, en el tema de la Expo, ni el Gobierno debe esforzarse lo más mínimo en ponerse medallas ni, según creo, la oposición ejercer con particular ímpetu su -en otros temas- conveniente capacidad crítica. Es muy simple: el proyecto es de todos, de todos los grupos municipales y de todas las Administraciones, y las críticas o parabienes que pueda deparar su puesta en marcha nos corresponde a todos mancomunada y solidariamente.

La Expo ha servido para justificar un programa de inversiones que va a solucionar buena parte de las demandas históricas de la ciudad en materia de infraestructuras y nos va a permitir ganar unos años en la modernización de Zaragoza para hacerla más competitiva y habitable. El protocolo que firmamos en la Moncloa en Noviembre del 2004 con el Gobierno de la Nación y la Comunidad Autónoma, antes de la concesión de la Expo, se va a traducir antes de fin de año en un convenio en el que se concretarán los compromisos de las Administraciones con Zaragoza.

El Ministerio de Fomento invertirá 207 millones en obras -en parte ya en marcha-, como el cierre del Cuarto Cinturón, nuevos accesos en la zona norte de la ciudad o la modernización del aeropuerto.

El Plan de recuperación de las Riberas del Ebro y el resto de los cursos fluviales de la ciudad será, está llamado a convertirse en uno de los legados más emblemáticos que nos dejará el 2008 a los zaragozanos. Para acometerlo, se invertirán 190 millones de euros, de los que 124 los aportará el Ministerio de Medio Ambiente.

Quiero poner un especial énfasis en destacar el extraordinario esfuerzo inversor que va a realizar en Zaragoza el Gobierno de Aragón con motivo del 2008. Sus compromisos superan la cifra de 224 millones de euros, con el nuevo Palacio de Congresos, el Pabellón de Aragón y el Espacio Goya como obras más significativas.

Finalmente, en el meandro de Ranillas la inversión alcanzará los 518 millones de euros, tanto en el propio recinto como en las instalaciones complementarias.

Quiero destacar, por último, el éxito de haber conseguido la sede del Secretariado Mundial de la Década del Agua de Naciones Unidas. Constituirá un valioso elemento para reforzar la aspiración estratégica de Zaragoza de convertirse en una permanente referencia internacional en materia de gestión y conocimiento sobre el agua.

3. Oferta de consenso.

He hablado de la intención de mi Gobierno de tratar de ampliar (más allá de la Expo) el marco de consenso entre todos los Grupos Municipales que lo deseen. A la vista del curso global de esta legislatura, es obvio que hay muchos temas sobre los que ni siquiera parece serio intentarlo, pero pienso que hay otros ámbitos en los que el sentido común aconseja hacerlo. ¿cuáles?.

NUEVAS REDES DE TRANSPORTE PÚBLICO

El primero de ellos se refiere al transporte público.

Gestionar el crecimiento de nuestra ciudad tiene mucho que ver con las políticas económicas y sociales, pero sobretodo es un desafío en relación con la sostenibilidad y las redes de transporte.

Es una realidad aceptada por todos que Zaragoza necesita implantar nuevos sistemas de transporte colectivo, tanto para atender las nuevas zonas de expansión como para evitar el colapso del tráfico en la ciudad consolidada.

En estos momentos, está ya acordada y en fase de elaboración de proyectos la creación de una red ferroviaria de cercanías en sentido Este-Oeste. Su ejecución corresponderá al Ministerio de Fomento dentro de los acuerdos adoptados en la sociedad Zaragoza Alta Velocidad.

Igualmente están en fase de elaboración de anteproyecto los trabajos para la construcción de una línea de tranvía Norte-Sur y de una línea de metro Este-Oeste. En este caso, está concernida no sólo la Sociedad Alta Velocidad, sino también el Consorcio creado por el Ayuntamiento y el Gobierno de Aragón, que recientemente se ha visto complementado por la incorporación del resto de ayuntamientos del área metropolitana de Zaragoza y por la propia DPZ.

Dejando aparte la Expo por su carácter excepcional, el nuevo sistema integrado de transporte colectivo del área metropolitana de Zaragoza es el asunto más trascendente que la ciudad y el Ayuntamiento tienen por delante.

Esta nueva red integrada de transporte público, junto con la puesta en funcionamiento de infraestructuras capitales como los cierres del tercer y cuarto cinturón y los nuevos accesos del Norte de la ciudad, constituirán la mejor oportunidad para reducir el tráfico privado en el centro de la ciudad.

Creo que la propia naturaleza de este asunto, las importantes decisiones sobre trazados y modelos de gestión que hay que adoptar en los próximos meses y el largo desarrollo en el tiempo hasta completar estas infraestructuras, hacen del transporte un tema en el que todos estamos obligados a hacer el máximo esfuerzo para alcanzar posiciones de consenso, al menos en los criterios fundamentales.

Por tanto, propongo a todos los grupos que se habilite un mecanismo de diálogo y negociación para alcanzar un gran pacto sobre movilidad. Un pacto basado en el consenso político, pero también en el consenso ciudadano y de la activa participación de los agentes sociales.

Un Plan Integral de Movilidad que incluya en su perímetro de acuerdos la red de autobuses urbanos -sobre la que seguirá pivotando un altísimo porcentaje del transporte total de viajeros en la ciudad-, y los nuevos sistemas de tranvía, metro y tren de cercanías en aquellos aspectos que dependan de la competencia municipal, así como la integración del conjunto del sistema con el transporte interurbano.

POLICIA LOCAL

El segundo gran acuerdo que en nombre del gobierno les quiero proponer afecta a la seguridad ciudadana.

Dada la trascendencia de las medidas que deben adoptarse para intentar mejorarla y su impacto a medio y largo plazo en la vida ciudadana, les anuncio mi intención de someter todo el plan de reorganización de la Policía Local, así como las decisiones sobre los distintos cuarteles de barrio, y el modelo policial en su conjunto, a un proceso de negociación iniciado con la inequívoca voluntad de que podamos alcanzar un acuerdo total entre todos los grupos.

Un proceso de negociación que debe incluir también a los principales sindicatos, incluidos los policiales.

REORGANIZACIÓN MUNICIPAL

El tercer acuerdo que les quiero proponer tiene que ver con el propio funcionamiento de este Ayuntamiento. La creación de nuevas dependencias municipales en el antiguo Seminario y en el cuartel de Pontoneros ofrecerán la oportunidad de una readecuación de los servicios municipales que debe ser meditada y con vocación de estabilidad, pensando sobre todo en mejorar la atención al ciudadano y la productividad de los empleados del Ayuntamiento.

Esa gran reorganización física permitirá solventar carencias históricas de este Ayuntamiento. Sin embargo, sería incompleta si no abordáramos al mismo tiempo una reorganización administrativa en la línea de la simplificación, transparencia, calidad de servicio y uso de todas las oportunidades que ofrecen los servicios electrónicos.

En la línea del consenso al que se llegó en la elaboración del nuevo Reglamento Orgánico municipal, creo que todas estas tareas de reorganización administrativa a las que me he referido deben estar regidas por ese mismo principio del acuerdo para garantizar la continuidad institucional. A esa tarea convoco a los grupos.

PROMOCIÓN EXTERIOR

Por último, considero conveniente que los grupos municipales examinen la posibilidad de alcanzar un acuerdo estable en materia de promoción exterior de la ciudad.

La creación de una Comisión de Relaciones Exteriores, que aprobó el último pleno a propuesta del Grupo Popular, podría ser una de las herramientas útiles para diseñar consensuadamente un programa de actuación en ese campo.

Lógicamente, el Patronato de Turismo y un IMEFEZ con capacidades reforzadas en el campo de la promoción empresarial, serán piezas esenciales de esa iniciativa. Como también la colaboración permanente e intensa con la Cámara de Comercio.

Creo que Zaragoza tiene una gran oportunidad con el turismo urbano y de negocios para diversificar su economía y crear riqueza y nuevos empleos.

Todos los estudios dicen que uno de los legados seguros de la Expo será un aumento sustancial y permanente del número de turistas que recibirá Zaragoza.

Por ello creo que es del máximo interés diseñar una política turística municipal y de promoción exterior de la ciudad de largo alcance. Una continuidad que sólo puede asegurarla el consenso previo en su elaboración, al que convoco a todos los Grupos Municipales.

No se trata, en este caso, de una oferta cerrada, ni en cuanto a los temas ni en cuanto a la mayor o menor extensión o definición del consenso. Es sólo una oferta que entiendo posible, razonable y necesaria o, al menos, extremadamente conveniente para el interés general de los zaragozanos.

CONCLUSIÓN

Ya voy terminando:

Nuestra ciudad se ha caracterizado siempre por su carácter abierto, acogedor. Somos una ciudad "fácil", paseable, a escala humana, porque hemos sabido crear entre todos un entorno de confianza, con un buen nivel de equipamientos y servicios públicos.
Con buenos indicadores de nivel de vida. Nos ha podido faltar "gancho" en nuestra proyección exterior, pero hemos disfrutado de una confortable calidad de vida.

Zaragoza está ante una de las mejores oportunidades de toda su historia.

Zaragoza necesita crecer de forma sostenida y sostenible, sin perder sus virtudes de ciudad mediana.

Zaragoza necesita una política de vivienda social que mitigue los problemas generados por el continuado encarecimiento de los pisos: para ello se van a construir más de 8.000 viviendas protegidas durante la legislatura y se va a impulsar el alquiler.

Zaragoza necesita que todos los barrios y todos los ciudadanos se sientan partícipes y beneficarios del efecto 2008. Para ello se ha puesto ya en marcha un plan extraordinario de inversiones del Ayuntamiento de más 700 millones de euros en tres años que mejorará los equipamientos y el tejido urbano.

Zaragoza necesita combatir la exclusión social y evitar que la llegada masiva de trabajadores inmigrantes al calor de las obras del 2008 genere situaciones de marginación. Para ello el gasto social crecerá un 13,4 % en el presupuesto de 2006.

Zaragoza necesita aprovechar a largo plazo la proyección exterior que traerá la Expo.

Hoy Zaragoza, mirando al 2008, tiene ante sí la oportunidad de dar un salto cualitativo de dimensión histórica.

Muchas gracias.