Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

ZV presenta un un proyecto de rehabilitación de 160 viviendas al programa PREE

21/11/2020.

A través del Programa de ayudas para actuaciones de rehabilitación energética en edificios se quiere mejorar la envolvente de los edificios ubicados en la calle Emmeline de Pankhurst, entre los números 26 y 46

La ejecución asciende a 2,5 millones de euros y la ayuda solicitada a 1 millón y beneficiaría a 160 viviendas 

Zaragoza Vivienda ha presentado un proyecto de rehabilitación al Programa de ayudas para actuaciones de rehabilitación energética en edificios existentes (programa PREE) convocado por el Gobierno de Aragón.

En concreto, se ha solicitado la subvención para mejorar la envolvente de los edificios ubicados en la calle Emmeline de Pankhurst, entre los números 26 y 46. Los trabajos supondrán una reducción del 85% de la demanda de calefacción (pasando de una letra E a B en la certificación energética), la reducción de 64% de consumo global de energía primaria no renovable y la reducción de un 69% de las emisiones globales de CO2.

Se podrían beneficiar de esta ayuda un total de 160 viviendas propiedad de Zaragoza Vivienda destinadas al alquiler social. El presupuesto de ejecución asciende a 2.500.000 millones de euros y la ayuda solicitada a 1.000.000 de euros.

El objetivo es mejorar la eficiencia energética del parque de viviendas de Zaragoza Vivienda, y por tanto, aumentar el confort y reducir el consumo energético de sus inquilinos, algo especialmente importante si tenemos en cuenta que se trata de familias especialmente las más vulnerables.

El proyecto, redactado por el equipo técnico de Zaragoza Vivienda y liderado por la arquitecta Pilar López, se enmarca dentro de la Estrategia de Vivienda, Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbana de Zaragoza Vivienda. Cuenta con la experiencia previa de un edifico de 53 viviendas situado en Maestro Tellería, en El Barrio Oliver, que se ejecutó dentro de un consorcio multipais que obtuvo fondos europeos y, según la previsión de la sociedad municipal, le seguirán otros tres edificios propiedad de Zaragoza Vivienda en El Barrio de San Pablo dentro del convenio ARRU, en el que participa el Ayuntamiento de Zaragoza junto con el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Fomento.