Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

El Ministerio de Hacienda autoriza la bajada catastral del 7% solicitada por el Ayuntamiento para todos los inmuebles de Zaragoza

31/12/2018.

 Se reduce en 2019 el valor catastral de todos los inmuebles de la capital aragonesa, lo que hará posible la reducción del IBI de entre el 3 y el 12% programada por el Gobierno de Zaragoza en las nuevas Ordenanzas Fiscales


El Ayuntamiento de Zaragoza solicitó al Ministerio esta actualización tras cumplirse el plazo de cinco años desde el ?catastrazo? de 2013. Beneficiará a la ciudadanía en el recibo del IBI y también en otros impuestos como la plusvalía o el IRPF

 Todos los inmuebles de Zaragoza verán reducido en 2019 su valor catastral en un 7%, lo que supondrá una bajada efectiva en los recibos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y también de otros tributos como el impuesto sobre la plusvalía o las declaraciones por vivienda en el IRPF. El Ministerio de Hacienda ha confirmado, mediante Decreto Ley publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) este sábado 29 de diciembre, que acepta la solicitud del Ayuntamiento de Zaragoza de actualizar el valor catastral con una reducción general del 7%.

El Ayuntamiento de Zaragoza trasladó al Ministerio esta solicitud en enero de 2018, al cumplirse el plazo establecido de cinco años desde la última actualización, la de 2013, que supuso una subida desproporcionada de los valores catastrales -y, por tanto, del IBI y la plusvalía- en numerosos barrios de la capital aragonesa.

De esta forma, se hará efectiva la reducción del IBI que el Gobierno de Zaragoza programó a través de las Ordenanzas Fiscales de 2019, aprobadas el pasado mes de octubre. Cabe recordar que las Ordenanzas incluían la bajada del tipo impositivo general al 0,42 lo que, con esta revisión catastral aprobada por el Ministerio, supondrá una reducción del IBI de entre un 3 y un 12% para las viviendas, locales, pequeños comercios, talleres e industrias de Zaragoza.

El consejero de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha expresado su satisfacción por la confirmación ministerial, que avala "la eficiencia de las políticas económicas que el Gobierno de Zaragoza ha llevado durante los últimos cuatro años: la congelación de las tasas para la inmensa mayoría de la población, las rebajas fiscales para quien menos tiene y las subidas pequeñas para quien más tiene, en un reparto proporcional de la justicia retributiva".

"Es una magnífica noticia que nos vuelve a situar en una de las ciudades con el IBI más bajo y que nos permite bajar a todas las casas y todos los comercios de proximidad una rebaja del IBI entre un 4 y un 12%, y eso es muy importante", ha añadido Rivarés.

El tipo del IBI se ha rebajado un 35% en tres años

El Ayuntamiento de Zaragoza confirma así en 2019 la continuidad de su política de reducción progresiva del IBI impulsada en los tres últimos años. Desde 2016, Zaragoza ha bajado este impuesto desde el 0,64 al 0,42 (que es lo que puede hacer un Ayuntamiento en una ley estatal como la actual) para el conjunto de viviendas e inmuebles que suponen el 99,8% de las existentes en la ciudad, incluidos comercios, oficinas, o negocios situados en los bajos o en los pisos. Esto supone una rebaja de tipo del 35% en esta legislatura.

Las nuevas ordenanzas fiscales de 2019 situarán a Zaragoza como la ciudad con el tipo más bajo en aplicación del IBI de todas las capitales de provincia españolas. De los 28.172 inmuebles destinados al comercio, a 27.805 (el 98,6%) se le bajará el recibo en torno al 9% de media y casi un 10% a los talleres o locales destinados a la industria.

Estas reformas van a suponer una merma de ingresos de en torno a 5 millones de euros, que son asumibles por la Administración local, ya que se han saneado las cuentas municipales: no hay que asumir más deudas por sentencias judiciales que han supuesto en los últimos dos años más de 100 millones de euros y se han puesto al día los pagos con los proveedores, especialmente las grandes contratas de transporte, limpieza y recogida de residuos. Además, se cuenta con un aumento de la base fiscal por nuevos inmuebles que se incorporarán en el 2019.