Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

La calle Alfredo Balaguer, en Torrero, elimina sus barreras arquitectónicas

19/05/2018.

 En esta mejora de la accesibilidad, que básicamente suponen la construcción de rampas en lugar de escaleras para salvar su fuerte desnivel, se están invirtiendo 62.000 euros

 Las barreras arquitectónicas de la calle Alfredo Balaguer, con un desnivel de casi 4 metros, quedarán eliminadas antes del próximo verano. Desde el Servicio de Conservación de Infraestructuras, el Ayuntamiento de Zaragoza está ejecutando la construcción de una rampa adaptada a la Ordenanza de Supresión de Barreras Arquitectónicas, que unirá la calle Honorio García Condoy con el Paseo Tierno Galván, junto al Canal Imperial, y que facilitará el acceso a personas con movilidad reducida.
A petición de la Junta Municipal de Torrero, desde Urbanismo se redactó una memoria valorada para mejorar la accesibilidad de esta calle, que hasta ahora salvaba su fuerte desnivel con un sistema de escaleras, dividido en tres tramos, que no cumplía la normativa de accesibilidad. Por ello, se está ejecutando una nueva rampa en seis tramos, con mesetas intermedias y pendientes inferiores al 8%, lo que también permitirá dar acceso al edificio de la calle Alfredo Balaguer que se encuentra ubicado a una cota intermedia.
Además, en la coronación de los muros de hormigón que enmarcarán toda la actuación, se colocará una barandilla para evitar caídas,con pasamanos hacia el interior de la rampa, y baldosas podotáctiles en el inicio y en el final de la zona de actuación, para indicar su presencia a las personas con deficiencia visual. Finalmente, se mantienen las escaleras en dos zonas, pero dotadas de rampa lateral para facilitar el acceso.
Las obras tienen un presupuesto de 62.658,31 euros, las está ejecutando la empresa de conservación de zona, cuentan con un plazo previsto de ejecución de dos meses. Los trabajos se encuentran, aproximadamente, a mitad de su ejecución, en la fase de realización de los encofrados, ya que la mayor parte se realiza en hormigón armado.
Con ello, además de materializar una mejora importante para la accesibilidad de las personas que viven en esta zona de Torrero y que tienen dificultades en su movilidad personal, también se avanza en la permeabilidad de esta zona del Canal Imperial de Aragón, facilitando su disfrute y mejorando su entorno.