Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

Las brigadas médicas rurales llegan a 25.000 personas en Nicaragua, a través de la cooperación del Ayuntamiento

06/09/2017.

Un centro de salud, convertido en cooperativa, trabaja en Estelí para fortalecer la salud preventiva. Presta un servicio de medicina general, enfermería, ginecología, organiza jornadas educativo-sanitarias y realiza una atención y seguimiento en comedores escolares para vigilar la nutrición y desarrollo de los niños y niñas. Además el Ayuntamiento de Zaragoza ha financiado un programa de prevención de la explotación sexual y el turismo sexual.


El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha visitado los proyectos de Más Vida y Familias Unidas en Estelí, Nicaragua, con quienes se ha comprometido a continuar profundizando el trabajo de prevención de enfermedades y promoción de la salud en comunidades rurales y el casco urbano de la ciudad, así como en el ámbito educativo, a través de escuelas de formación y capacitación ubicadas en la ciudad. Asimismo, se ha interesado por uno de los proyectos más innovadores que el Ayuntamiento ha financiado en los últimos años, dedicado a la prevención de la explotación sexual y el turismo sexual en Nicaragua.

Más de 5.000 familias, unas 25.000 personas, se benefician cada año de los recursos sanitarios que el Centro de Salud y laboratorio de Estelí ha puesto a disposición de los barrios de la ciudad y un total de 30 comunidades, en coordinación con el ministerio de Salud de Nicaragua. Las brigadas médicas rurales son unidades móviles que se trasladan mensualmente a las comunidades rurales, donde aportan medicamentos genéricos y sus vecinos y vecinas son asistidos por personal médico, enfermeras y promotoras de salud. Mirma Montoya, presidenta de la Fundación Familias Unidas, explica que el trabajo va en la línea de la prevención de la salud, haciendo hincapié en la salud bucal en niños y niñas (deteriorada por la alimentación, hábitos de higiene y tipo de agua), así como en la ginecología, nutrición y educación sexual, todas ellas prioridades del ministerio de Salud. El centro atiende más de 8.000 consultas al año y desde el laboratorio se realizan 10.000 exámenes anuales, además de las visitas mensuales de las brigadas médicas rurales.

Uno de los proyectos más innovadores financiados en la zona por el Ayuntamiento de Zaragoza es el dirigido a la prevención de la explotación sexual e infantil y el turismo sexual en Estelí. El proyecto comenzó en 2012 y ha finalizado este pasado mes de mayo, dando sus primeros frutos. Este se ha realizado en tres centros de secundaria públicos, ha pasado por seis municipios y se ha trabajado junto con la red de consejeros departamentales del país y la colaboración de otras instituciones que han replicado el programa. También ha sido exportado a República Dominicana.

La problemática en Nicaragua, según los coordinadores del proyecto, ha radicado en el desconocimiento y la invisibilidad de la explotación sexual infantil, la pornografía infantil y el turismo sexual. Estelí, hasta hace unos años ciudad de tránsito, ha aumentado recientemente sus índices turísticos, lo que ha traído consigo un aumento del número de estos casos. El proyecto ha realizado una intensa campaña en medios de comunicación, universidades, escuelas de turismo, colegios, hoteles y restaurantes para 'poner nombre' a este problema, muchas veces provocado desde el ámbito familiar como una vía de mejora de la situación económica del hogar.

El mayor conocimiento de los términos explotación sexual o turismo sexual y la realidad que los rodea ha permitido a los profesionales poder comenzar a trabajar sobre él y a las víctimas que los sufren tener los recursos necesarios para conocer la 'ruta de denuncia', los pasos que han de seguir para interponer una demanda contra los abusadores. Aunque no se ha podido cuantificar el número de casos debido al desconocimiento sobre la problemática, la responsable de este proyecto coordinado desde Más Vida, Milagros Arcos, asegura que ya han comenzado a darse las primeras denuncias.