Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

Santisteve: 'La estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad fiscal no pueden encubrir el desmantelamiento del estado del bienestar'

17/02/2017.

El alcalde de Zaragoza ha suscrito la 'Declaración de Valencia' junto a otros 70 representantes municipales para exige una financiación local más justa, mayor autonomía y corresponsabilidad fiscal.


Los alcaldes participantes en las jornadas consideran que la sentencia del TCsobre el impuesto de plusvalías constituye 'una piedra más en el funcionamiento de los ayuntamientos'.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve ha suscrito este mediodía la 'Declaración de Valencia' que exige al Estado la reforma prioritaria de la financiación local y la aprobación de un modelo más justo. Al documento se han adherido 70 representantes municipales de toda España y de todo el espectro político (desde Bildu hasta el PP).

Santisteve ha defendido que la economía tiene que estar al servicio de las personas. 'Criterios de estabilidad presupuestaria o de sostenibilidad fiscal no pueden encubrir -ha advertido- posiciones ideológicas de desmantelamiento del estado del bienestar o de desatención a los ciudadanos'.

En este sentido el alcalde de Zaragoza ha defendido la necesidad de abrir un proceso de diálogo de forma inmediata para 'reformar en profundidad la financiación local y dotar a la autonomía política de los ayuntamientos de una autonomía financiera y de una autonomía en el gasto'.

Según ha explicado, los ayuntamientos son la primera línea de atención y esta reforma 'es necesaria para atender a la ciudadanía de un modo coherente y congruente, porque no puede incurrirse en situaciones tan kafkianas como la regla de gasto o los planes de ajuste. Son un corsé, un corsé más bien político porque los ayuntamientos están cumpliendo con esas normas de estabilidad y de equilibrio presupuestario'.

Nueva financiación local para ejercer su autonomía y corresponsabilidad fiscal.-

Pedro Santisteve ha participado en las jornadas municipalistas de Valencia junto al consejero de Economía Hacienda y Cultura, Fernando Rivarés. Durante dos días, representantes de medio centenar de ayuntamientos han debatido sobre las necesidades económicas del municipalismo y el cambio del modelo de financiación local.

La sesiones han finalizado este mediodía con la firma de la 'Declaración de Valencia'; un texto de diez puntos suscrito por los representantes de 70 ayuntamientos en el que reclaman un espacio fiscal propio, con el IBI como eje central de la fiscalidad local.

Además piden modificar el cumplimiento de la regla de gasto cuando exista superavit en las cuentas y se cumpla la estabilidad presupuestaria. Se trata de gastar en aquello que se necesite y los ciudadanos demanden.

Con el objetivo de mejorar los ingresos para las administraciones locales, también piden la modificación del modelo de participación en los ingresos del Estado y de las CC.AA. La declaración explica que es necesario garantizar la equidad vertical de acuerdo con la distribución de competencias, por ello piden que las transferencias de las Comunidades autónomas a los municipios sean incondicionales.

El contenido de esta declaración se va a trasladar a la Federación Española de Municipios y Provincias y al Gobierno de España, mostrando el apoyo de los firmantes a la Comisión de Expertos creada para el estudio de la reforma de la financiación local, constituida por acuerdo de Consejo de Ministros el pasado viernes 10 de febrero.

'Otra piedra más para el funcionamiento de los ayuntamientos'.-

Durante la celebración de las jornadas de Valencia se ha conocido la sentencia del Tribunal Constitucional que anula el impuesto de plusvalías municipal y que obligará a reformarlo ya que considera que no se ajusta a la Constitución.

Pedro Santisteve ha respaldado las declaraciones que ha realizado al respecto el alcalde de Valladolid, el socialista Oscar Puente, que ha asegurado que la decisión judicial supone 'otra piedra más en el correcto funcionamiento de los ayuntamientos'.