Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

Primeras conclusiones del 'Estudio diagnóstico colaborativo sobre participación ciudadana en Zaragoza'

19/12/2016.

En este estudio han participado de manera presencial, en entrevistas y grupos de trabajo, unas 130 personas, mientras que 256 entidades y 555 personas lo han hecho digitalmente

Los datos han sido presentados al Consejo de la Ciudad

 

La consejera de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto, Elena Giner, ha presentado en el Consejo de la Ciudad las conclusiones preliminares del "Estudio diagnóstico colaborativo sobre participación ciudadana en Zaragoza".

Como se recordará, con este estudio se pretende evaluar el grado de conocimiento y de aplicación del Reglamento de Órganos Territoriales y de Participación Ciudadana. Los datos que se obtengan servirán como orientación para la futura reforma de dicho Reglamento, determinando qué apartados habría que mejorar y en qué medida, así como qué aspectos no incluidos en la actual normativa deberían estar regulados.

El estudio servirá, asimismo, para el futuro diseño de un Plan Estratégico con acciones planificadas y eficaces para el desarrollo de procesos participativos, tanto presenciales como digitales, en Zaragoza.

La metodología a seguir en este trabajo ha incluido diferentes acciones complementarias. Así, además de una consulta general realizada a través de la Plataforma de Gobierno Abierto, se ha realizado una encuesta dirigida, específicamente, a las asociaciones y entidades censadas en Zaragoza. Asimismo, se han analizado miles de documentos oficiales generados en los últimos diez años en los diferentes órganos de participación municipales,  para conocer cómo ha sido su funcionamiento, qué temas se han debatido, qué acuerdos se han alcanzado y cuál fue el grado de participación.

Además de datos cuantitativos, el estudio ha recabado argumentos cualitativos, observando directamente el desarrollo de distintas actuaciones y procedimientos (reuniones en Juntas, Plenos, etcétera) y entrevistando a casi 40 ¿informantes clave¿ -entre quienes han estado representantes de los grupos políticos, alcaldes de barrio, técnicos municipales y responsables de entidades supravecinales, como la Federación de Barrios o la Unión Vecinal.

Finalmente, el proceso de análisis ha tenido también una amplia vertiente participativa, con la creación de distintos grupos de trabajo con los que se analizaron los indicadores que deberían utilizarse en futuros procesos participativos en Zaragoza.

En total, se estima que han participado presencialmente en este estudio más de 130 personas, tanto en entrevistas como en grupos de trabajo. Además, 256 entidades y 555 personas han realizado esta participación de manera digital.

Primeras conclusiones

En estas primeras conclusiones presentadas hoy destacan ya algunos datos interesantes. Así, los órganos de participación más conocidos son las juntas municipales y vecinales, los centros cívicos, el Pleno Municipal y el Consejo de Ciudad. De ellos, los más utilizados son las Juntas, los centros cívicos y el Consejo de Ciudad.

Respecto al grado de utilidad de los órganos de participación, la mayor parte de la ciudadanía los usa como elemento para visibilizar problemáticas que afectan al colectivo o a miembros de una asociación. Sin embargo, se utilizan menos para discutir el reparto de recursos  o presupuestos o para influir en la planificación o desarrollo de una política pública.

Un alto porcentaje de las entidades participantes estima que los órganos de participación de Zaragoza tienen un presupuesto muy escaso y que, aunque existan cauces de participación, los resultados de los procesos suelen ser muy limitados. También se critican los niveles de burocracia exigidos para integrarse en los órganos de participación ciudadana.

El estudio también analiza los instrumentos de participación, entre los que son más conocidos la obtención de subvenciones, las encuestas ciudadanas, las quejas y sugerencias y los procesos participativos. Los dos primeros (obtención de subvenciones y encuestas ciudadanas) son los que más han sido utilizados.

Juntas de Distrito y Vecinales

En cuanto al funcionamiento y actividad de las juntas municipales y vecinales, el estudio destaca que se valora mucho su estabilidad y estructura de funcionamiento, así como el alto grado de identificación de los representantes institucionales frente al bajo grado de identificación de los representantes asociativos.

Frente a ello, y a tenor de las opiniones recogidas en este estudio, se estima que las juntas municipales y vecinales no son agentes dinamizadores en sus distritos o barrios. Aunque son órganos de gestión de necesidades urgentes y ciudadanas vinculadas al corto plazo, no desarrollan una visión estratégica ni desarrollan todas sus competencias. Asimismo, tampoco disponen, según el estudio, de los medios y recursos económicos y humanos suficientes.

Sobre el Consejo de  Ciudad, el estudio indica que se echa en falta una planificación por objetivos, así como  un contenido específico y propio. También adolece de un "claro desequilibrio" en relación a su composición a favor de los representantes políticos.

Este resumen preliminar concluye agrupando, en cuatro líneas estratégicas, las principales necesidades detectadas en el estudio:

- Fortalecimiento de las juntas municipales y vecinales como órganos de participación.
- Fomento de los valores participativos.
- Consolidación de los órganos de participación sectorial.
- Impulso a la participación individual.