Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

El Ayuntamiento impone una sanción de 20.000 euros a Urbaser

20/10/2016.

El motivo es la reincidencia en la prestación irregular del servicio en el CTRUZ, en concreto en el proceso de bioestabilizado


Es la tercera sanción que recibe Urbaser durante este año y medio de legislatura, mientras que en la anterior no recibió ninguna

El Ayuntamiento de Zaragoza ha impuesto una sanción muy grave de 20.000 euros  a URBASER como consecuencia de una prestación del servicio manifiestamente irregular en el proceso de bioestabilizado, en el Complejo para Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CTRUZ). El importe de esta sanción se eleva a 20.000 ? pues se entiende que se puede aplicar el agravante de reincidencia, ya que por el Gobierno de Zaragoza en sesión celebrada el día 1 de abril de 2016 ya se impuso otra sanción también a URBASER.

 

El proceso de bioestabilizado es el tratamiento de la materia orgánica para su transformación en material bioestabilizado mediante un proceso de compostaje. Se trata de un material que actúa positivamente sobre el sistema suelo-planta, ya que el descenso de los niveles de materia orgánica en el mismo, condiciona una pérdida de la estabilidad estructural, con el consiguiente aumento de los riesgos de erosión y pérdida de fertilidad a medio y largo plazo.

 

La empresa URBASER ya ha recibido tres sanciones durante este año y medio de legislatura, mientras que en los 4 años de la anterior no se le impuso ninguna. El Consejero de Servicios Públicos y Personal Alberto Cubero, ha manifestado que ¿tres sanciones en un año y medio, frente a ninguna en 4 años es una prueba de que a estas grandes empresas se les permitía incumplir sus compromisos con la ciudad impunemente¿.

 

Urbaser, empresa gestora del CTRUZ, ha sido recientemente comprada por el consorcio chino Ying Zhan Investment. Este hecho también ha sido recordado por Cubero quien ha declarado que ¿los servicios públicos de nuestra ciudad no pueden ser objeto de especulación, no puede ser que la gestión de los buses o de nuestra planta de tratamiento de residuos pase de manos de un fondo de inversión a otro como está sucediendo en la actualidad, sin importar a los dueños la calidad del servicio¿.