Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

El Ayuntamiento de Zaragoza sustituye los contenedores soterrados del Casco Histórico ante las numerosas quejas de los vecinos

17/07/2016.

Los trabajos comenzaron el pasado mes de Febrero y han terminado esta semana


Se han sustituido noventa unidades repartidas en treinta áreas con tres contenedores por área

Los trabajos comenzaron el pasado mes de febrero con la sustitución de los contenedores ubicados en la calle Cereros que estuvieron a prueba durante tres meses. El nuevo sistema de recogida de residuos soterrado que se ha puesto en marcha, es más sencillo que el anterior, que había recibido numerosas quejas de los vecinos.
Se han colocado contenedores de doble gancho, sustituyendo a los de plataforma hidráulica. La principal novedad es que el buzón y el contenedor forman un todo, lo que impide la caída de residuos fuera del mismo, y al interior del hueco, evitando los molestos fallos hidráulicos y facilitando la limpieza y mantenimiento. El consejero de Servicios Públicos y Personal del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, ha explicado que el mantenimiento de los nuevos contenedores supone un tercio de lo que costaban los anteriores. "No sólo hemos ganado en calidad ¿ha explicado Cubero- también ahorramos un 60% de presupuesto, y además se ha satisfecho una demanda vecinal. Eran muchas las quejas que se habían recibido de los vecinos del Casco ¿recordaba el Consejero- y decidimos actuar".
Tras una primera prueba de funcionamiento en la Calle Cereros, el Ayuntamiento comprobó que el sistema funcionaba, y los vecinos estaban satisfechos. En mayo se inició la sustitución del resto de los contenedores y los trabajos han concluido esta misma semana. En total se han cambiado noventa unidades de treinta áreas distintas con tres contenedores por área. "Pasado el verano ¿señalaba Alberto Cubero- volveremos a consultar con los vecinos del Casco Histórico sobre el funcionamiento de este nuevo sistema, tal y como hicimos con los de la calle Cereros, para comprobar que están satisfechos¿.