Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

El área de Derechos Sociales contará con 93 millones de euros en los presupuestos de 2016

15/12/2015.

Por primera vez, el próximo presupuesto de la nueva área de derechos sociales recoge -además de los servicios especializados y comunitarios- las políticas de empleo, juventud o vivienda por un importe total de 93 millones de euros.

 

La vicealcaldesa y consejera de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha explicado hoy en Comisión cuáles serán las principales apuestas dentro del área de cara a los próximos presupuestos de 2016. Broto ha señalado que estos presupuestos van a "colocar a las personas en el centro de la política", unas cuentas que van a estar unidas a un cambio de modelo de intervención desde la administración pública para hacer frente a una emergencia social y altas cifras de pobreza y exclusión en la capital aragonesa.
Por primera vez, el presupuesto del área de Derechos Sociales recoge las políticas de empleo, juventud o vivienda, con 93 millones de euros para el conjunto del área, más allá de las inversiones en piscinas o campos de fútbol que figurarán en equipamientos.
Durante su comparecencia, la consejera ha explicado que dentro de los servicios sociales que presta la institución, se incrementarán las ayudas a domicilio, "para hacernos cargo también de aquellas personas que sufran dependencia de grado 1". Por esta razón, ha explicado que "hemos dotado la partida con una cantidad real, ya que hasta ahora no figuraba". Esa dotación, dirigida a las ayudas a domicilio y teleasistencia, corresponde a 15 millones de euros. El fin es que "todas las personas en esta ciudad tengan asegurado el derecho a cubrir los mínimos vitales para poder vivir con dignidad, por lo que también implementaremos ayudas de urgencia, y de comidas a domicilio", ha apuntado la consejera.
Para frenar la emergencia social, uno de los primeros objetivos a los que ha tenido que hacer frente la consejería, el presupuesto de las ayudas de urgencia (aquellas destinadas a pagar alimentación, alquiler y actuar contra la pobreza energética) ha aumentado en dos millones respecto a los presupuestos del 2015. Broto ha explicado que han centrado los esfuerzos en ampliar la partida para llegar hasta los más de 9,3 millones para este próximo año.
"El aumento de estas ayudas es consecuencia directa de una administración que debe ser responsable a la hora de atajar unos datos de paro intolerables para una sociedad madura y que aún tienen una mayor incidencia en la población más joven, para acabar con la pobreza infantil, con la pobreza severa, y con el fenómeno de la pobreza energética", ha explicado.
La vicealcaldesa también ha señalado la ampliación de algunos programas relacionados con la lucha contra la pobreza infantil, como el de Zaragalla, o el aumento de la partida de cooperación al desarrollo, un "empujón importante en plena crisis que nos lleva a la cabeza en España en nuestra aportación a otros países", así como consignar una partida específica para refugiados, "ya que seguiremos defendiendo la idea de Zaragoza como una ciudad acogedora y colaboradora con todos los actores clave de esta situación".
Además del ámbito de los servicios sociales, durante la comisión también se ha explicado cuáles serán las líneas a seguir en vivienda, que contará con un presupuesto de 7,5 millones, lo que supone una subida de un 37% respecto a las cuentas anteriores. En este capítulo están incorporados los programas de captación de vivienda vacía por 1,2 millones de euros o el de promoción de viviendas sociales de alquiler, con una partida de 700.000 euros.
"El objetivo es que ningún ciudadano o ciudadana quede desprotegido, sin un techo donde poder vivir, para lo que desde el área se ha diseñado un intenso programa de captación, promoción y rehabilitación de viviendas, y programas de mediación hipotecaria", ha explicado la consejera.
Frente a estas herramientas para frenar los problemas de vivienda de los ciudadanos y ciudadanas de Zaragoza, el área también ha dispuesto partidas para la mejora del equipamiento de la Casa Amparo, el mantenimiento del Albergue municipal o programas de realojo de chabolismo.
La consejera también ha explicado que el presupuesto responde a Zaragoza como una ciudad educadora y una ciudad para la prevención, la participación y el compromiso con las situaciones de pobreza y exclusión, también de los jóvenes y las personas más vulnerables. Para Luisa Broto, la capital aragonesa necesita que su administración construya "itinerarios de inserción que propicien la autonomía y la inclusión".