Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

Noticias

El nuevo carril bus de avenida Madrid se completa con zonas de carga y descarga en calles adyacentes

17/12/2018.

Esta mañana se han comenzado las labores de fresado y pintado del carril bus de la avenida Cataluña, desde la plaza Mozart y dirección Santa Isabel

La implantación del nuevo carril bus en la avenida Madrid se va a complementar con la instalación de nuevas zonas de carga y descarga para facilitar las labores de avituallamiento de los pequeños comercios de esta zona. Así lo ha anunciado esta mañana la concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, que ha visitado esta vía comercial junto con vecinos y comerciantes.
A petición de un grupo de comerciantes y vecinos, tal y como lo propusieron a través de la Junta de Distrito de Delicias, se van a habilitar zonas de carga y descarga en bocacalles perpendiculares a la avenida Madrid que todavía no contaban con ellas. A falta de que el servicio de Movilidad determine cuáles serán, algunas de las que han sido solicitadas han sido la calle Mompeón Motos, Garcilaso de la Vega, Alonso de Aragón, Marcos Zapata, Calanda, Ramiro I o Miguel Labordeta.


Artigas ha señalado que "en esta intervención se ha procurado compatibilizar la calidad del transporte público y la fluidez del tráfico con el cuidado y la participación del pequeño comercio de la zona, una gran galería comercial al aire libre que debemos cuidar entre todos". La concejala también ha valorado la labor de participación a través de la Junta con la propuesta de mejoras para armonizar estos usos. En este sentido, previamente a su implantación, la concejalía de Medio Ambiente y Movilidad remitió a las juntas de Distrito de Delicias y El Rabal, respectivamente, los diseños elaborados por los servicios técnicos para habilitar sendos carriles bus en las avenidas de Madrid y Cataluña. Estos carriles con prioridad para buses y taxis benefician a 10 líneas diurnas y 3 nocturnas. Las líneas más beneficiadas serán la 21 y la 32, ya que discurren por las dos avenidas afectadas.
El primer tramo puesto en marcha ha sido el de la Avenida Madrid. El tramo tiene una longitud de 1.400 metros y discurre en sentido salida de ciudad, junto a la acera norte de esta calle, desde la intersección con Avenida de Navarra hasta la calle Viriato.
El carril reservado para autobús y taxi permitirá aumentar la agilidad y el cumplimiento de frecuencias en las cinco líneas diurnas que atraviesan esta importante arteria del barrio de Delicias: 21, 24, 32, 33 y 36, eliminando prácticas como la doble fila que, actualmente, dificultan el tránsito del transporte público.

Comienzan los trabajos de pintado en la Avenida de Cataluña
En la Avenida de Cataluña se han diseñado dos tramos de carril bus, que suman una longitud de 1.250 metros. Uno de ellos discurrirá en sentido salida ciudad entre Marqués de la Cadena y el Tercer Cinturón, junto a la acera suroriental de la vía. El otro tramo se empieza a pintar hoy entre Plaza Mozart y C/Matilde Sangüesa, en sentido entrada ciudad, hacia el Puente de Piedra. Estos dos tramos beneficiarán especialmente a las 7 líneas diurnas que atraviesan la Avenida Cataluña: 28, 32, 44, 21, 35, 39 y 50. También los utilizarán las líneas búho N1 y N7.
Con esta iniciativa, el Ayuntamiento pretende recuperar el impulso a la red de carril bus de Zaragoza que se dio en los dos primeros años de la actual Corporación con la habilitación de nuevos tramos en Paseo Constitución, Mariano Barbasán, Hernán Cortés, María Agustín, Plaza España y Conde de Aranda. El Plan de Movilidad Urbana Sostenible, que actualmente se encuentra en periodo de exposición pública, prevé la extensión de esta red a todos los principales corredores de transporte público.
El servicio de Movilidad ha elegido estas dos avenidas para dar este nuevo impulso a la red de carriles bus tras analizar cuáles eran las líneas y corredores que más obstáculos están encontrando para alcanzar altos índices de cumplimiento de frecuencias, así como las afecciones al tráfico privado, que se estiman asumibles y beneficiosas para reequilibrar el reparto del espacio urbano en favor de los modos más sostenibles para la ciudad, en este caso el transporte público.