Ayuntamiento de Zaragoza
Escuchar contenido de la página

Noticias

El Gobierno de Zaragoza aprueba las Ordenanzas para 2014 sin incremento de la presión fiscal

30/09/2013. Las familias zaragozanas pagarán lo mismo que en 2013, y se aplicarán criterios de progresividad fiscal para no gravar a los ciudadanos y a la actividad económica en el sexto año de la crisis
Se trata de un proyecto de ordenanzas sobre las que se han mantenido conversaciones para su elaboración con CHA e IU, y a las que los grupos municipales podrán presentar sus propuestas y enmiendas en el período ordinario de tramitación

Zaragoza, lunes, 30 de septiembre de 2013.- En la sesión que ha celebrado esta mañana, el Gobierno de Zaragoza ha aprobado el proyecto de las ordenanzas Fiscales para 2014. Son el resultado de las conversaciones que se han mantenido con los grupos municipales de CHA e IU de cara a su aprobación definitiva y entrada en vigor el próximo 1 de enero de 2014.

Con ello, el Gobierno cree que es perfectamente posible llevar a cabo la aprobación de tasas e impuestos en diciembre, antes de la entrada en vigor de la nueva ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local.

La aprobación de ordenanzas fiscales es imprescindible para la elaboración del Presupuesto Municipal del próximo año, ya que determina el volumen de ingresos propios de los que el Ayuntamiento va a disponer, máxime en un escenario como el actual de aguda crisis económica. También posibilita que se cumplan los plazos previstos y las Ordenanzas entren en vigor el 1 de enero de 2014.

En este proyecto de Ordenanzas se mantienen los criterios de progresividad, de protección de las familias monoparentales y numerosas, de las personas con escasez de recursos, y se refuerzan los incentivos a las iniciativas medioambientales y la sostenibilidad, mediante el mantenimiento y la ampliación de bonificaciones fiscales. La recaudación prevista por ordenanzas y tasas fiscales para 2014 asciende a 347 millones de euros.

Factura de una familia zaragozana de tipo medio

Una de las principales consecuencias de este proyecto de Ordenanzas para 2014 consiste en que las familias zaragozanas pagarán lo mismo que en 2013 en concepto de impuestos y tasas municipales. Se cumple así el compromiso municipal, manifestado en su día por el alcalde, Juan Alberto Belloch, en el sentido de que no se producirá incremento anual de impuestos y tasas, y se aplicarán criterios de progresividad fiscal para no gravar a los ciudadanos y a la actividad económica en el sexto año de la crisis.

A título de ejemplo, para una familia zaragozana de tipo medio, que disponga de vivienda propia con un valor catastral de hasta 70.000 euros, un consumo de agua anual sobre 130 metros cúbicos y con un vehículo propio de gama media, el importe total de su aportación a las arcas municipales ascenderá a 613,36 euros, es decir, que pagarán 51,11 euros al mes. Exactamente lo mismo que ha tenido que pagar este año.

El Ayuntamiento de Zaragoza hará un esfuerzo para no gravar las rentas más bajas, aplicando, como se ha dicho, criterios de progresividad fiscal.

Principales novedades

El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) se mantiene y no experimenta ningún incremento pese a la aplicación del proceso de revisión catastral que se llevó a cabo en 2012 por parte de la Dirección General del Catastro del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Para ello, se amplía a todos los inmuebles la bonificación en la cuota establecida en la Ordenanza Fiscal de forma que los recibos del impuesto del ejercicio 2014 no sufran incremento respecto de los del ejercicio 2013.

Se regulan las bonificaciones a edificios que incorporen sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía proveniente del sol, para acotar la casuística de la bonificación utilizando alguna de las definiciones utilizadas por otros ayuntamientos, limitando el alcance al uso residencial y modulando el porcentaje desde el 30 al 50% para los supuestos de sistemas de aprovechamiento térmico y eléctrico.

En el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (Plusvalía), se amplía el ámbito de aplicación de la bonificación por transmisiones "mortis causa" establecida para la vivienda habitual de la persona fallecida, para que se beneficien los propietarios de inmuebles cuyo valor catastral del suelo sea igual o inferior a 70.000?. La bonificación será del 75% si el valor catastral es igual o inferior a 40.000 euros, y del 45% si se encuentra en el tramo comprendido entre 40.001 y 70.000 euros.

En la Ordenanza fiscal nº 10, que regula el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), se han incluido bonificaciones a las actuaciones de fomento del empleo que lleven a cabo las Cooperativas especialmente protegidas y las Sociedades Laborales.

En cuanto a los Precios públicos por prestaciones de servicios y realización de actividades, en los Museos, se propone establecer una reducción en las tarifas para los discapacitados y los escolares en la entrada a los museos.

Los servicios de recogida, tratamiento y eliminación de residuos urbanos, así como los servicios de abastecimiento de agua se mantienen con las mismas características, bonificaciones y previsiones de ingresos que en 2013. El hecho de que una parte de su gestión haya pasado a prestarse por parte de la sociedad 100% municipal (y, por lo tanto, pública) Ecociudad Zaragoza no tiene ninguna incidencia en relación con las tarifas que se aplican, ni tampoco para la calidad en la prestación del servicio.

Respecto al resto de las Ordenanzas Fiscales, en algunas de ellas se han introducido mejoras, en su mayoría de tipo formal, que aportan más claridad a su redacción, corrección de errores o disfunciones, adaptaciones a ordenanzas cuya redacción se ha modificado recientemente o que contemplan nuevos hechos imponibles que antes no figuraban de manera expresa (por ejemplo, en la que regula la utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público local).

Presión fiscal en Zaragoza y en las demás grandes ciudades españolas

Los ciudadanos de Zaragoza son ejemplares en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales con el Ayuntamiento. Los Servicios municipales emiten 2,7 millones de recibos al año, de los que el 93,5 % se cobran en período voluntario, con una tasa de morosidad (porcentaje de recibos que se pasan a la Agencia Ejecutiva) del 6,22%, cuando la tasa de morosidad de la banca en julio pasado era del 11,9%.

En cuanto a la presión fiscal, Zaragoza sigue ocupando una posición muy buena en relación a las grandes ciudades españolas. Si tomamos como referencia el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el más importante de la "cesta impositiva" municipal, nuestro tipo impositivo, que es del 0,649% en 2013, está por debajo del de Valencia (1,071%), Sevilla (0,931%), Barcelona (0,825%), Murcia (0,823%), y por encima de Madrid (0,604%) y Málaga (0,451%). En cuanto a Aragón, está por debajo del tipo de Huesca (0,972%) y del de Teruel (0,671%), con a circunstancia de que esta última ciudad no ha llevado a cabo la revisión catastral desde 1996.

En este impuesto, en el ranking de esfuerzo fiscal absoluto de las capitales de provincia españolas que elabora la Agencia Tributaria de Madrid, en el año 2012 (no están disponibles aún los datos de 2013), Zaragoza ocupaba el puesto número 38 sobre 52 ciudades, por debajo de Málaga (4), Murcia (7), Sevilla (11), Barcelona (12), Valencia (19), Madrid (20), Huesca (13) y Teruel (36). Entre las grandes ciudades, únicamente Bilbao está por debajo de Zaragoza, en el puesto 43.

Harinera de San José

En otro orden de cosas, el Gobierno ha encargado a la sociedad municipal Zaragoza Cultural la redacción de un proyecto de gestión cultural para el futuro espacio del edificio de la antigua fábrica de harinas de la Avda. De San José 201-203, y a la sociedad municipal Zaragoza Vivienda le ha realizado el encargo del acondicionamiento parcial del espacio de La Harinera.Con ello, se desbloquea uno de los proyectos culturales que faltan por culminar en nuestra ciudad, y se pone fin a la situación de deterioro y vandalización que ha padecido el edificio, a pesar de la importante inversión municipal realizada.