Biodiversidad y Naturaleza

Especies >> Proyecto Venecejo Pálido

INTRODUCCIÓN

Con fecha 19 de enero de 2012, el pleno del Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza aprobó la Estrategia para la conservación de la biodiversidad del municipio. Este documento tiene como objeto establecer las bases que permitan a Zaragoza afrontar con éxito la protección de la naturaleza, flora y fauna, que son parte de la riqueza del medio ambiente del municipio.

La protección del medio ambiente es una competencia local que se ha convertido en los últimos años en una creciente preocupación social y en un objetivo fundamental de las políticas públicas municipales, debido en parte a los compromisos que el Ayuntamiento de Zaragoza ha suscrito en materia de biodiversidad.
Con este importante compromiso se plantea potenciar la fauna autóctona, que además resulta muy beneficiosa, como en el caso del vencejo pálido.

En el año 2009 se constató la existencia de una colonia de vencejo pálido en el edificio de la piscina cubierta del Parque de Bomberos n. º1 (C/ Valle de Broto). La colonia se situaba en una rendija de la cornisa del tejado del edificio, que posteriormente fue sellada para evitar afecciones a la estructura del edificio.

Vencejo palido

En Aragón solamente existía una colonia de vencejo pálido, situada en la margen derecha del río Ebro, junto al Puente de Piedra, en la pared próxima al Paseo Echegaray y Caballero. Es posible que la nueva colonia del Parque n.º 1 sea la del Puente de Piedra, que se haya trasladado a causa de las obras realizadas en la zona.

Las aves que viven en colonias ocupan otros lugares cuando las ubicaciones iniciales se encuentran saturadas. En ese momento se dispersan para encontrar nuevos emplazamientos, y esta puede ser la causa de que haya aparecido una segunda colonia en nuestra ciudad.

Tras el sellado de la abertura de la cornisa del tejado, y para evitar la pérdida de esta segunda colonia, se construyeron unas cajas nido especiales para vencejos, con arreglo a las características y dimensiones facilitadas por especialistas en estas aves tan especiales. Las cajas y sus anclajes fueron fabricados por las Brigadas Municipales de Carpintería y Herrería respectivamente. Los medios necesarios para su colocación fueron facilitados por el Cuerpo de Bomberos, por lo que toda la intervención se realizó con medios propios.

La importancia de esta segunda colonia en Zaragoza es mayor si cabe, debido a su accesibilidad. Gracias a este factor se puede realizar un trabajo de anillamiento y marcaje de pollos para conocer mejor los desplazamientos que realizan estas aves, así como averiguar otros datos como longevidad, crecimiento, mudas, dispersión, ... incluso en años posteriores el estado sanitario de los vencejos que viven en una zona urbana en relación a la contaminación atmosférica.