Medio Ambiente

Nueva vegetación y refugios terrestres para mejorar el hábitat de los anfibios en los montes de Torrero

27/11/2019.

Este domingo familias del CEIP Sainz de Varanda participarán en la mejora de la balsa de anfibios creada por el Ayuntamiento plantando vegetación en su entorno


La iniciativa busca recuperar el ecosistema de los montes de Torrero y favorecer el habitat de los anfibios, amenazados por especies invasoras

 

La comunidad escolar del CEIP Sainz de Baranda de Torrero y técnicos de la Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza van a dar este domingo un nuevo impulso al proyecto de la balsa de anfibios de los montes de Torrrero. Se trata de una actuación municipal que busca crear un habitat controlado en el que puedan desarrollarse los anfibios y donde no estén amenazados por especies exóticas invasoras.

La balsa se puso en funcionamiento la pasada primavera con la suelta de las primeras larvas y en ella ya participó el CEIP Sainz de Baranda. Ahora el proyecto se va a completar con la plantación de arbustos para crear un perímetro húmedo de vegetación que sirva de refugio a los anfibios. Además se crearán refugios terrestres con piedras para que estos animales puedan protegerse durante el invierno, época que pasan fuera del agua.

La construcción de la balsa de anfibios forma parte del proyecto de recuperación del ecosistema de los montes de Torrero que está llevando a cabo el área de Infraestructuras y Medio Ambiente del Ayuntamiento en el marco del Plan Director de la Infraestructura Verde. De ella se benefician además otros animales como aves, zorros o erizos que acuden a beber.

Los anfibios están amenazados, entre otros factores, por la presencia de especies exóticas invasoras, fundamentalmente peces carnívoros y cangrejos de tipo americano. La balsa de Torrero se abastece de agua del Canal Imperial pero un sistema de filtros evita que entren en ella larvas de cangrejos o alevines de pez.

A lo largo de los últimos meses se han llevado a cabo algunas intervenciones de mejora, como la plantación de vegetación acuática. Además el Ayuntamiento ha colocado un vallado para evitar que entren a bañarse en la balsa otro tipo de animales, como perros domésticos que podrían dañar la malla de impermeabilización.