Medio Ambiente

Variedades tradicionales cultivadas en la huerta zaragozana se pueden saborear en diferentes restaurantes de la ciudad

30/07/2017.

Gracias a un acuerdo entre Horeca y el Ayuntamiento de Zaragoza se va a obtener información para orientar la producción de hortalizas ecológicas

Desde hace dos semanas, en colaboración con Horeca, la Federación de Empresarios de Hostelería de Zaragoza, se ha comenzado un reparto de muestras de variedades tradicionales de tomate, berenjena, pimiento, pepino, melón y sandía, con el fin de que las y los expertos en hostelería las procesen y degusten, así como las personas que vayan a comer a sus establecimientos. Con ello se conseguirá información sobre las características de sabor y textura de estos alimentos y podremos saber la aceptación de los mismos a la hora de consumirlos. Los establecimientos que están participando de este reparto son:

  • La Granada (San Ignacio de Loyola, 26, Zaragoza)
  • El Pollo Diablo (Pablo Ruiz Picasso, 25, Zaragoza)
  • Quema (paseo María Agustín, 20, Zaragoza)
  • A mesa puesta (Fray Julián Garcés 50, Zaragoza)
  • + Albarracín (Plaza Nuestra Señora del Carmen 1-2-3, Zaragoza)
  • La Jamonería (Bruno Solano 16, 50006, Zaragoza)

Con los datos de campo y de consumo se podrá aconsejar sobre las diferentes variedades y su aceptación a las agricultoras y agricultores de la Red de Huertas Agroecológicas de Zaragoza, la agrupación de parcelas y productores que cultivan frutas y hortalizas de forma ecológica en el entorno de la ciudad. También, se ayudará a poner en contacto a los restaurantes con las y los agricultores que puedan proveerles de estas variedades de una forma constante, con el fin de que las cartas y los menús puedan contar con variedades locales cultivadas en ecológico de la huerta zaragozana.

A raíz del proyecto Huertas LIFE Km 0 (2013-2016), el Ayuntamiento de Zaragoza sigue apostando por la huerta zaragozana y las variedades tradicionales de hortalizas. Así, en la Parcela 0 de Movera, se cultivan verduras y hortalizas de variedades tradicionales para poder estudiar su comportamiento en campo y multiplicarlas.

El proyecto Huertas LIFE Km 0 financiado por la Unión Europea y coordinado por el Ayuntamiento de Zaragoza ha supuesto la puesta en marcha de 12 proyectos productivos de hortaliza ecológica en la huerta de Zaragoza y ha generado 22 puestos de trabajo. La Red de Huertas Agroecológicas de Zaragoza suma en total 17 proyectos con 56 hectáreas, contando los proyectos ya existentes y los que se generaron a raíz del proyecto europeo. Además, está previsto que después del verano se amplíen las hectáreas dedicadas a huerta ecológica ya que recientemente se ha firmado una cesión de 13 hectáreas por parte del Gobierno de Aragón para este fin.

"Se estima que, a lo largo de la historia de la humanidad, se han utilizado unas diez mil especies para la alimentación humana y la agricultura. Actualmente, no más de 120 especies cultivadas de plantas nos proporcionan un 90% de los alimentos, y tan sólo 12 especies vegetales y 5 especies animales nos proporcionan más de un 70% de los alimentos. A nivel local y nacional los recursos fitogenéticos para la agricultura y la alimentación (RFAA), además de proporcionar las variedades y los genes mejor adaptados a lo largo de milenios a las condiciones agro-ecológicas y gustos locales, constituyen junto a la lengua, los monumentos y las obras de arte, las auténticas señas de identidad cultural de cada pueblo y cada nación. Podemos decir con razón que el arte y la literatura son a la cultura, lo que los RFAA propios, las variedades locales de plantas y las razas tradicionales de animales de granja a la agricultura. Los RFAA son auténticas obras de arte viviente realizadas y perfeccionadas por los agricultores tradicionales de cada comunidad, a lo largo de milenios de selección y adaptación a los gustos y condiciones locales". Estas palabras, dichas por José Esquinas, experto en biodiversidad agrícola, miembro de la FAO durante treinta años y precursor del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos, se tienen muy en consideración por parte del Ayuntamiento de Zaragoza. Y es que la huerta zaragozana siempre ha estado cultivada con verduras y hortalizas de variedades tradicionales, muchas de ellas ya en peligro de extinción.