Medio Ambiente

El Ayuntamiento plantea modificaciones en la propuesta de Sagasta

27/07/2017.

El carril bici quedaría recto y fuera del bulevar, y se permitiría el paso de vehículos a lo largo de todo el Paseo

Los cambios recogen las principales aportaciones realizadas en los últimos días por numerosas entidades

La concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, ha remitido esta mañana a las entidades del Observatorio de la Bicicleta un nuevo estudio del Servicio de Movilidad sobre el carril bici y la continuidad peatonal en el Paseo de Sagasta. Este informe también ha sido enviado a las Juntas de Distrito de Centro, Universidad, San José y Torrero, así como a todos los grupos políticos municipales.

Este informe incluye modificaciones sobre las alternativas estudiadas anteriormente, que fueron presentadas hace tres semanas. Las modificaciones son el resultado de la toma en consideración de las numerosas aportaciones recibidas, que han ayudado a señalar deficiencias y necesidades concretas y a mejorar la propuesta. Estas aportaciones han llegado directamente a la concejalía o al servicio de movilidad, o han sido hechas públicas por diversos medios, o fueron expresadas en la Mesa política y técnica sobre normativa de movilidad celebrada el 5 de junio, o en el Observatorio de la Bicicleta, o en la reunión abierta que se celebró el pasado lunes 17 en el CC Laín Entralgo.

Los aspectos a mejorar fueron resumidos en tres grandes necesidades:
- Mantener el carácter exclusivamente peatonal del bulevar
- Corregir el trazado de la vía ciclista, que se estimaba muy sinuoso
- Evitar la posible derivación de parte del tráfico hacia calles secundarias, especialmente en la zona de Lagasca ¿ Arzobispo Domenech, por las afecciones a vecindario y comerciantes que podría generar

En consecuencia, las principales modificaciones del nuevo estudio son las siguientes:

La vía ciclista discurre íntegramente por la calzada, desde plaza Paraíso hasta el parque Pignatelli, junto al bulevar, ocupando un carril que actualmente discurre en sentido sur (sentido Torrero). Evitar el uso del bulevar es una petición que han formulado todas las formaciones políticas que se han pronunciado, así como entidades vecinales, ciclistas, peatonales y de personas con diversidad funcional.

La vía ciclista presenta un trazado recto, al situarse a lo largo de todo su trazado junto al costado oeste del bulevar. Será bidireccional y estará delimitada por segregación blanda, con bolardos. El trazado anteriormente propuesto fue considerado muy sinuoso por varias entidades, especialmente por los grupos ciclistas. Se estima que el ahora propuesto resultará más cómodo y seguro, por lo que incentivará más el uso de la bicicleta.

Permite la circulación de vehículos a lo largo de todo el trazado por el resto de carriles. A diferencia de la propuesta anterior, los coches particulares podrán circular por el tramo entre calle Lagasca y Avenida Goya, con lo que se evitará la posible saturación de las calles adyacentes al Paseo (especialmente Lagasca y Arzobispo Domenech). Se trata de una reclamación expresada por vecinos y especialmente por comerciantes de la zona. Los estudios realizados por el Servicio de Movilidad, que incluyen simulaciones matemáticas, indican que la previsible disminución del tráfico en todo el eje permitirá que este carril absorba el restante sin generar problemas.

La nueva propuesta mantiene algunos aspectos esenciales de la anterior, como estos:
- La mejora de la continuidad peatonal, especialmente al habilitar un paso de peatones en la intersección con Lagasca y León XIII, además de la eliminación del tránsito de bicicletas, con lo que queda como un espacio 100% peatonal.
- La mejora de la accesibilidad, al renovar los rebajes, instalando pavimento podotáctil y semáforos sonoros.
- La prioridad semafórica del autobús en el eje Torrero-Cuéllar-Sagasta. Los servicios municipales ultiman el diseño del sistema de prioridad para que comience a funcionar en periodo de pruebas.

El informe también ha estudiado otras opciones propuestas por algunas entidades, como la de no implantar vía ciclista, reduciendo la velocidad máxima a 30 km/ en todos o algunos de los carriles del paseo Sagasta para que las bicicletas circulen por la calzada junto con el resto del tráfico. Esta posibilidad ha sido desaconsejada porque se considera que no garantiza un adecuado estándar de seguridad a todo tipo de usuarios, debido a la intensidad del tráfico y/o a las maniobras que realizan los vehículos a motor. También se ha descartado la opción de desviar el tránsito ciclista a otros ejes o vías secundarias, porque supondría desincentivar el uso de un modo sostenible; y la de recortar la acera del Paseo para obtener más espacio para el carril bici en calzada, por ir en contra del criterio general de no restar espacio peatonal.

El análisis de todas las propuestas se ha realizado, según indica el informe, desde la perspectiva de los objetivos generales del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) actualmente en elaboración; estos objetivos ya han sido acordados en la comisión ejecutiva del Plan, y hacen referencia a la disminución del tráfico privado, la reducción de la contaminación, el ruido y los accidentes, el reequilibrio del espacio en la vía pública, la accesibilidad al sistema de movilidad, o la equidad en el acceso al mismo.

El informe prevé la ejecución en dos fases; la primera de ellas sería una redistribución de carriles desde Plaza Paraíso hasta Avenida Goya mediante pintura y balizamiento. Esta actuación blanda permitiría evaluar el comportamiento de los flujos de todos los medios de transporte, para posteriormente acometer un proyecto definitivo en todo el Paseo una vez hechas las modificaciones necesarias.