Fiestas del Pilar 2017

Buscador Programación

Fiestas del Pilar 2016. Presentación

Durante diez días de octubre Zaragoza emana diversión e impregna alegría, pero sobre todo cultura.

La capital del Ebro, se convierte en una ciudad alegre, imaginativa, colorista y, sobre todo, hace gala de la bien merecida fama de ciudad acogedora .

Las Fiestas del Pilar son las grandes fiestas de otoño que cierran la temporada por todo lo alto en un festival de festivales , donde se puede conocer la diversidad de actividad cultural que existe a lo largo del año.

Una de las características definitorias de estas fiestas es su particular mezcla de tradición y modernidad. Del 7 al 15 de octubre Zaragoza triplicará su población y acogerá más de medio millar de actos culturales y lúdicos para que grandes y pequeños, zaragozanos y visitantes disfruten de la cultura y la fiesta. El 90 por ciento de los actos que configuran el programa festivo son de acceso libre y tienen como escenario la calle.

La cultura se adueña de las calles de la ciudad durante diez días. Las plazas del Casco Histórico son escenarios emblemáticos que acogen un gran festival de teatro de calle. Circo, entendido en la expresión más amplia de la palabra, danza y humor, percusión clowns y mimos, grupos folklóricos aragoneses y de fuera de la Comunidad - en la Plaza San Felipe y en la Plaza del Pilar y grandes conciertos la Plaza del Pilar. Esto es sólo una parte de la amplísima programación que el Ayuntamiento de Zaragoza prepara, en un proceso de participación colectiva. Esta programación se completa con ferias de artesanía, muestras de artesanos, los espectáculos de teatro itinerante, los espacios infantiles Río y Juego y el Parque de las Marionetas , los espectáculos de agua, luz, música, la Comparsa de Gigantes y Cabezudos o el Tragachicos .

Uno de los grandes momentos de las Fiestas del Pilar, que todo el mundo que vive dentro y fuera de la ciudad, es la Ofrenda de Flores del 12 de octubre. Ese día, miles de ciudadanos salen a la calle ataviados con sus trajes típicos en un gran acto de identidad colectiva para depositar flores a la Virgen del Pilar.