Hacienda y Economía

Ordenanza Reguladora de Empresas Funerarias

Aprobación definitiva por Ayuntamiento Pleno el 15.07.1982
Publicado en BOPZ (Boletin Oficial de la Provincia de Zaragoza) de 07.04.1983

 

CAPÍTULO I.- DISPOSICIONES GENERALES

Art. 1.- Es objeto de esta Ordenanza regular las condiciones y requisitos necesarios para la instalación, apertura y ejercicio de la actividad de Empresas Funerarias en el término municipal de Zaragoza.

Art. 2.-

  1. Con las excepciones que para casos especiales o por accidente, de inhumaciones en barrios rurales de residentes en el propio barrio, o sobre enterramiento de miembros humanos, tenga dictados o dicte la Autoridad Sanitaria componente, el traslado de cadáveres y restos por las vías públicas de la ciudad; solamente podrá realizarse por empresas funerarias radicadas en Zaragoza y con licencia de este municipio.
  2. No obstante, lo dispuesto en el párrafo anterior los traslados desde otras poblaciones a Zaragoza podrán realizarse por empresas debidamente autorizadas aunque no estén radicadas en Zaragoza. El traslado de cadáveres o restos desde Zaragoza a otras poblaciones solamente podrá realizarse por empresas autorizadas en está Capital o en la población donde hayan de realizarse las inhumaciones .

Art. 3.-Ninguna Empresa Funeraria autorizada podrá negarse a la prestación de los servicios propios de su actividad que tenga establecidos, cuando fuere requerida para ello.

Art. 4.-Cada Empresa deberá de tener en disposición de servicio, permanente, tanto para autorizar la instalación y apertura de la misma como para el ejercicio de la actividad, y como mínimo, los elementos siguientes:

  1. Vehículos:
    • a) Un furgonetario de color claro para cadáveres de niños.
    • b) Tres coches funerarios de color oscuro .
    • c) Un furgón para traslado de cadáveres fuera del término municipal.
    • d) Un furgón cerrado para reparto de féretros. Los vehículos expresados en los cuatro primeros epígrafes anteriores, que serán de motor mecánico, y habrán de estar acondicionados para cumplir esta función, deberán de hallarse provistos de licencias clase C, conforme a lo establecido en el Reglamento de los Servicios Públicos de Transporte en Automóviles ligeros, de 16 de Marzo de 1.989 y autorizados previamente por la Autoridad Sanitaria competente.
  2. Féretros:
    • a) Cincuenta féretros comunes.
    • b) Diez féretros para traslados
    • c) Quince cajas de restos
    • d) Cinco urnas para cenizas, procedentes de incineración de cadáveres. Este número podrá ser aumentado por resolución de la Alcaldía, si fuere necesario para atender la demandada de tales elementos. podrá ser necesario para atender la demanda de tales elementos.
  3. Locales:
    • a) Un local para la guarda de vehículos. Será de superficie para albergar todos los vehículos de servicio fúnebre que posea la empresa, de acuerdo con las disposiciones urbanísticas y de circulación establecidas. En ningún caso podrán alojarse en este local, vehículos privados o distintos de los expresados en el apartado 1 de este artículo. Deberá disponer de los medios precisos para lavado y desinfección de los vehículos, y, sino se dispusiese de otras instalaciones para ello, para el lavado y desinfección de enseres, ropas y demás material necesario. El local estará acondicionado para que las aguas del lavado sean arrastradas rápidamente a los sumideros sin dejar residuos, debiendo de estar el suelo impermeabilizado.
    • b) Un local para almacén de féretros. En casos especiales y siempre que se establezca una separación física suficiente entre la zona de guarda de vehículos y la zona de almacenamiento de féretros, y se adoptan las medidas correctoras necesarias previstas en la legislación vigente específica en la materia, Plan General de Ordenación Urbana, Reglamento de Actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas de 30 de Noviembre de 1.961, Ordenanza de Prevención de Incendios y demás disposiciones aplicables, podrá establecerse en un único local tanto el almacén de féretros como guarda de vehículos.
    • c) Oficina de servicios funerarios. Toda Empresa Funeraria deberá de disponer de una oficina, en la que se centralizaran todos los servicios administrativos propios de aquella, para la contratación de los servicios fúnebres. Deberá de estar situada en planta baja y dotada necesariamente de teléfono al objeto de recibir avisos en solicitud de servicios por parte del público. El servicio de esta oficina será permanente, las veinticuatro horas del día durante todo el año, al objeto de atender al público y contratar los servicios. Todos los locales expresados anteriormente deberán de estar situados dentro del término municipal de Zaragoza, así como la oficina de servicios.
  4. Personal: El personal de que deberán de disponer las Empresas funerarias estará de acuerdo con los elementos materiales de que dispongan y servicios que presten, debiendo de estar compuesto, como mínimo y para los servicios mínimamente establecidos esta Ordenanza, de:
    • a) Tres conductores -cargadores, que deberán de estar en posesiones de la licencia municipal de conductor de servicios públicos.
    • b) Cuatro peones cargadores para bajar los féretros de las viviendas y demàs servicios que deban de realizarse.
    • c) Tres agentes de contratación para turnos individuales que cubran el servicio de forma permanente. d) Un auxiliar administrativo.
  5. Otro material: Deberán de disponer igualmente de un número suficiente de enseres, ropas y demás material necesario para la prestación de los servicios, que utilicen los operarios que manipulan los cadáveres (prendas exteriores protectoras, batas o blusas, que serán lavables, mangas, guantes, chanclos, botas o calzado de suela impermeable, etc. e incluso material de un sólo uso), en cantidad necesaria, previendo las existencias de los mismos para cubrir el material que por su uso, deficientes condiciones sanitarias, etc. que de inadecuado y deba desecharse. Todas usadas ropas y efectos deberán de ser lavados y desinfectados en la forma procedente.

Art. 5.- Servicios. Las Empresas funerarias deberán de prestar como mínimo los siguientes servicios.

  • a) Traslado de cadáveres humanos.
  • b) Traslado de miembros humanos cuando fueren requeridas para ello.
  • c) Traslado gratuito de cadáveres de personas inscritas en la Beneficencia Municipal.
  • d) Suministro de féretros de las características legalmente establecidas según el servicio a que se refieren las inhumaciones o traslados.
  • e) La gestión ante los Organismos públicos (sanitarios, judiciales, administrativos, etc.) de cuantos trámites sean procedentes para el enterramiento, exhumación y traslado de cadáveres u otros restos humanos, cuando fueren requeridas para ello. Además de los servicios mínimos expresados , las empresas podrán establecer los que estimen convenientes propios de la actividad o complementarios de la misma que sean autorizados por la autoridad sanitaria competente y por el ayuntamiento. De igual manera, el Ayuntamiento podrá establecer como obligatorios otros servicios distintos de los mínimos expresados y además de ellos, cuando los usos, la costumbre o el interés general así lo aconsejan.

Art. 6.- En cada oficina de servicios deberá de tenerse a disposición del público relación de todos los servicios funerarios que presten, fotografías exactas de los vehículos, catálogo de arcones y féretros y demás material relacionado con el servicio, tarifas en vigor aprobadas, así como un libro de reclamaciones sellado por la Alcaldía. Este libro estará en todo momento a disposición del público y podrá ser examinado por lo agentes de la autoridad gubernativa, sanitaria y municipal.

Art 7.- En la prestación de los servicios fúnebres, las Empresas quedan obligadas al cumplimiento de las disposiciones vigentes ya sean de carácter sanitario, judicial, así como de las instrucciones que reciban de sus clientes. Deberán cumplir igualmente cuantas normas o disposiciones dicten las Autoridades gubernativas, sanitarias, judicial o administrativa, en sus respectivas competencias, para mejor cumplimiento de la legislación aplicable.

Art. 8.-Sin perjuicio de las competencias municipales en la materia las Empresas funerarias estarán sujetas a inspección por la Autoridad sanitaria que comprobará las condiciones de los locales, personal, instalaciones, vehículos y material .

Art. 9.-Dada la imprescindible necesidad de prestación de estos servicios, el debe de la actividad a iniciativa de la respectiva empresa, requerirá autorización municipal solicitada al menos con seis meses de antelación.

CAPÍTULO II.- DEL PROCEDIMIENTO

Art. 10.-Toda Empresa funeraria que desee ejercer la actividad en el término municipal de Zaragoza deberá solicitar previamente ?licencia de instalación? de los locales que hayan de destinar a guarda de vehículos a almacén y a oficina de servicios, conforme a lo establecido en las Ordenanzas Municipales y demás disposiciones aplicables. Corresponderá a la Sección de Urbanismo la tramitación de estos expedientes.

Art. 11.-Concedida la licencia de instalación, deberá de solicitarse licencia de apertura cuya concesión habilitará para el ejercicio de la actividad. A la solicitud de licencia de apertura se acompañará un ejemplar del proyecto de instalación y dos de un ejemplar del proyecto de instalación y dos de una Memoria explicativa de los medios materiales -instalaciones, vehículos, féretros, prendas protectoras, etc. - y personales de la Empresa, así como de los servicios que haya de prestar. El proyecto de instalación y un ejemplar de la Memoria serán remitidos a la Autoridad sanitaria competente, al solicitar el preceptivo informe a que se refiere el Artículo 43 del Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria. la tramitación de estos expedientes, así como los que se refieran al funcionamiento de estas empresas, régimen de vehículos , tarifas , etc. serán competencias de la Comisión de Servicios Públicos.

Art. 12.- La concesión de licencias de apertura para el ejercicio de la actividad, requerirá informe previo favorable de la Autoridad sanitaria competente.

Art. 13.- Las licencias para los vehículos fúnebres, tanto en su concesión como en su régimen, se regularán por lo dispuesto en el Reglamento de los Transportes urbanos e interurbanos en automóviles ligeros y solamente podrán ser utilizados para aquellos vehículos, sin que puedan adscribirse a otros tipos de automóviles aunque para éstos procedieran licencias de la misma clase. La adscripción de vehículo a estas licencias exigirá la aceptación municipal que no se concederá sin la aprobación previa de aquellos por la Autoridad sanitaria, cuya aprobación deberá de acompañarse a la solicitud correspondiente.

Art. 14.-El ejercicio de la actividad de las Empresas funerarias exigirá la propia licencia para los diferentes elementos que la requieran sin que la concesión de unas condiciones la de las otras sino se cumplen los requisitos legalmente establecidos para cada una de ellas.

CAPÍTULO III.- DE LAS TARIFAS

Art. 15.-Las tarifas de los servicios que presten las Empresas funerarias requerirán aprobación del Gobierno Civil de la Provincia, previo informe de la corporación Municipal ante la que solicitará el establecimiento o modificación de las mismas acompañando a la petición el estudio económico que sirva de base a la propuesta. En ellas se contendrán, necesariamente, las correspondientes a los servicios mínimos dispuestos en esta Ordenanza, sin perjuicio de las solicitadas para los demás que establezcan o tengan establecidos las Empresas. Entre dichas tarifas figurarán una mínima que abarcará todos los servicios funerarios necesarios.

CAPÍTULO IV.- FALTAS Y SANCIONES

Art. 16.-Sin perjuicio de las facultades de vigilancia e inspección que la ley asignara a las Autoridades sanitarias, la Alcaldía podrá adoptar las disposiciones procedentes en orden al cumplimiento de esta Ordenanza. Así mismo, sin perjuicio de las atribuciones de la autoridad gubernativa y sanitaria procedentes, la Alcaldía podrá disponer el secuestro de la Empresa correspondientes, o sus instalaciones, así como la revocación de las licencias, - cuando fuere necesario por razones de interés general o por falta de prestación de los servicios mínimos establecidos.

Art 17.-Se considerán faltas leves:

  • a) La falta de limpieza y condiciones higiénicas de los vehículos, locales y enseres propios del servicio cuando por su escasa importancia no supongan peligro para la salud pública.
  • b) Deficiencias o falta de elementos o prendas protectoras del personal que manipule los cadáveres; que no sean motivo de peligro higiénico-sanitario para aquel.
  • c) Defecto de hasta el veinte por ciento en el número de féretros, en cualquiera de sus distintas clases.
  • d) Deficiencia advertidas por la Autoridad sanitaria, calificadas por está como leves.
  • e) Falta de prestación de servicios que tengan establecidos, distintos de los considerados como mínimos, cuando fueren requeridas para ello.
  • f) Deficiente presentación de los servicios o alteración de las instrucciones dadas por los clientes.

Art. 18.-Se consideran faltas graves:

  • a) La reincidencia en cualquier falta grave que haya sido sancionada, durante el plazo de un año.
  • b) La falta de prestación de alguno de los servicios establecidos como mínimo en esta Ordenanza, así como de funcionamiento permanente de la Oficina de servicio.
  • c) No disponer de los vehículos, personal y material mínimos exigidos en el artículo 4- de esta Ordenanza.
  • d) Carencia de féretros superior al veinte por ciento de los mínimos establecidos en esta Ordenanza.
  • e) la prestación de servicios con vehículos no autorizados.
  • f) Deficiencias graves advertidas por la Autoridad sanitaria.
  • g) Incumplimiento de las disposiciones sanitarias y judiciales aplicables a inhumación, conducción de cadáveres, exhumaciones y demás servicios que presten.
  • h) No disponer del libro de reclamaciones, negarse a facilitarlo a los clientes o no exhibirlo a los agentes municipales o de la inspección sanitaria cuando lo requieran.
  • i) La aplicación de tarifas superiores a las autorizadas.

Art. 19.- Las faltas leves serán sancionadas por la Alcaldía con apercibimiento o multa de hasta 25.000 pesetas, previa comprobación de la falta y sin perjuicio de la posibilidad de aplicación de lo dispuesto en el artículo 21 de esta Ordenanza.

Art. 20.-Las faltas graves se sancionaran con suspensión de la actividad por plazo de hasta treinta días o revocación de las licencias. La sanción de las faltas graves exigirá, salvo en el supuesto a que se refiere el artículo siguiente, instrucción de expediente sancionador , instruido conforme a os artículos 133 a 137 de la Ley de Procedimiento Administrativo.

Art. 21.-No obstante lo dispuesto en los dos artículos anteriores y sin perjuicio de la posibilidad de revocación delas licencias, la Alcaldía podrá dar a cuenta de las infracciones que se cometan al Gobernador civil de la Provincia para la sanción de éstas conforme a lo establecido en el Reglamento de Policía sanitaria Mortuoría.

DISPOSICIÓN ADICIONAL

El ayuntamiento podrá en todo momento y por razones de interés general acordar la municipalización de los servicios fúnebres de acuerdo con las disposiciones legales aplicables.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA

Las empresas funerarias autorizadas con anterioridad a la vigencia de esta Ordenanza, y con el fin de adaptarse a las disposiciones de la misma, deberán:

  1. Solicitar en el plazo de un mes la aprobación de tarifas de los distintos servicios, así como la concesión de licencias y aprobación de vehículos adscritos a los servicios fúnebres, con los requisitos establecidos.
  2. Presentar en el plazo de tres meses, para su aprobación, una Memoria explicativa de las instalaciones, locales, elementos materiales y personales de que disponen así como de los servicios que prestan, solicitando, en su caso y en el mismo plazo las oportunas licencias si carecieren de ellas o fueren procedentes.
  3. adecuar sus instalaciones y cumplir los demás requisitos establecidos en esta Ordenanza en el plazo de 18 meses (dieciocho meses). Todos los plazos establecidos en los números anteriores se computaran a partir de la entrada en vigor de la Ordenanza.

DISPOSICIÓN FINAL

Quedan derrogadas cuantas disposiciones de las Ordenanzas Municipales, Reglamento del Cementerio de Torrero y demás normas de carácter municipal se opongan a lo establecido en esta ordenanza. I.C. de Zaragoza, a 29 de Junio