Ayuntamiento de Zaragoza

Educación

Acto de entrega del título de Zaragozanos Ejemplares a Fernando Alonso-Lej de las Casas, Jesús Molledo, Adela Vacas y Lorena Giménez

06/10/2019.

El acto ha tenido lugar esta mañana durante la tradicional Recepción a las Entidades Ciudadanas en el Ayuntamiento


Esta mañana se ha celebrado en el Salón de Recepciones del Ayuntamiento la entrega a de los títulos de Zaragozanos y Zaragozanas Ejemplares 2019. Las personas y entidades que han merecido esta distinción han sido: Fernando Alonso-Lej de las Casas, Jesús Molledo, Adela Vacas y Lorena Giménez.

El título de Zaragoza o Zaragozana ejemplar se otorga a propuesta del Consejo de Ciudad y es posteriormente ratificado por el Pleno Municipal a través de la Comisión de Participación. Este reconocimiento tiene por objeto "distinguir a aquellos vecinos o vecinas de Zaragoza que se hayan distinguido de forma extraordinaria y relevante por su ejemplar comportamiento ciudadano, en cualquier de las esferas de la actividad municipal".

El acto de entrega ha sido abierto por el Alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, quien ha resaltado su felicitación a todos los premiados, "que han trabajado para hacer una ciudad mejor para todos, cada uno en su especialidad, pero siempre aportando un enorme compromiso social, profesional y personal". Azcón ha añadido que "todos tenemos mucho que aprender de ellos, de su generosidad, de su esfuerzo y de su solidaridad".

El alcalde ha concluido recordando que el título de Zaragozano o Zaragozana Ejemplar "no es otra cosa que una manera solemne de darles las gracias por todo su trabajo".

 


Lucha vecinal y defensa de las personas mayores

Adela Vacas Jiménez ha sido propuesta como Zaragozana Ejemplar por su trabajo incansable para dignificar el estatus social de los mayores. Una labor que ha llevado a cabo desde que creó la Comisión de Mayores de la Asociación Vecinal Puente Santiago-Actur, hace más de 20 años, y que sigue desempeñando en la actualidad, a sus 89 años de edad. Adela ha llevado a cabo una labor activa en la lucha por los derechos de los mayores y en las mejoras de la calidad de vida este colectivo en el barrio del Actur, donde trabajó durante años por la construcción del Centro de Convivencia Rey Fernando.

En su intervención, Adela Vacas ha mostrado su emoción y agradecimiento por un premio al que ha sido propuesta por sus compañeros de la Asociación Vecinal. "Ha sido una sorpresa y una alegría, y hoy sólo puedo mostrar agradecimiento y felicidad". Vacas ha recordado que tiene ya 89 años, "y por eso sé la importancia que tiene, para las personas mayores, sentirse queridas, acompañadas, valoradas y escuchadas". Para ello ha reclamado el apoyo institucional, que se traduce en "residencias, revisión de las pensiones, la aplicación de la Ley de Dependencia", etcétera. Por último, ha reiterado su compromiso de "seguir luchando por este colectivo, el de los mayores. Y de recordar que vejez no es sinónimo de final".

 


 

Lo mejor de nosotros mismos para mejorar el mundo

Lorena Giménez Cestero fue propuesta para la mencionada distinción por su labor como fundadora en 2011 del proyecto HIDEA (Asociación de Hijos de Afectados) y por su labor en la sensibilización social en favor de aquellas personas cuyos padres o tutores han fallecido o sufren de alguna discapacidad, enfermedad, trastorno o dependencia, temporal o indefinida. Trabajadora social, actriz y periodista entre otras muchas actividades, en 2007 creó la escuela de animadores de tiempo libre Ilógica, que ha formado a más de 500 monitores de tiempo libre inculcándoles profesionalidad, amor a lo que hacen y, sobre todo, ganas de no parar de aprender y luchar por un mundo mejor para todos.

Lorena Giménez ha hecho de su discurso un canto a la superación personal "y a sacar siempre la mejor versión de nosotros mismos". Giménez, que llegó a la conclusión de que "las personas son buenas por naturaleza", ha recordado que "ser ilógica me ha ayudado a encontrar respuestas y soluciones para los problemas. Ser ilógica también me ha hecho pensar que los buenos siempre ganan". Para Lorena Giménez, "todos podemos ser superhéroes, hay que arriesgar e intentarlo". Finalmente, ha abogado por prestar una mayor atención "a lo más importante que tenemos, que es nuestra familia, esa a la que algunos días ni siquiera vemos".

 


Educación como esfuerzo compartido

Por su parte, la propuesta del profesor Jesús Molledo Cea como Zaragozano Ejemplar viene motivada por su gran dedicación a la labor docente y por sus aportaciones al sistema educativo aragonés. Como director de instituto y docente de Física y Química, en su último destino en el Instituto Ramón y Cajal de Zaragoza, el profesor Molledo destaca por su implicación personal y su compromiso social por la integración de los alumnos, con especial atención a lo menos favorecidos. Labores todas ellas que ha seguido desempeñando como voluntario tras su jubilación. Asimismo, ha participado activamente en el Consejo Escolar de Aragón y en el Pacto Social por la Educación en Aragón.

Jesús Molledo ha recordado en sus palabras que "la educación encierra un tesoro", y ha apostado por una educación inclusiva en la que las familias, el propio alumnado y el profesorado forman parte de un "esfuerzo compartido". Molledo ha tenido palabras de especial cariño para sus alumnos y alumnas, "con quienes he compartido y comparte tantos momentos de felicidad y alegría, de éxitos y de pequeñas derrotas. Todos, sin excepción, han formado parte esencial en mi vida". Y también para sus compañeros de vocación y profesión, "compañeros todos de viaje en esta travesía tan dura en ocasiones, pero tan reconfortante siempre".

Este profesor, recientemente retirado, ha finalizado recordando que "las políticas educativas son cosa de todos y deberían formar parte del universo de los ciudadanos, en especial de nuestros jóvenes". "Quiero pedir -ha concluido- con verdadera pasión una ciudad educadora, una Zaragoza integradora donde todos sumemos y donde surjan todos los recursos para la formación de lo más preciado que tenemos".
 
 

El gran salto en la formación de los médicos españoles

Finalmente ha intervenido, Fernando Alonso-Lej de las Casas, creador del sistema MIR en España, que fue propuesto para esta distinción por su aportación al sistema de formación de los médicos españoles. El doctor Alonso-Lej de las Casas, médico de cirugía cardiotorácica, trabajó para implantar en España un sistema de formación similar al existente en Estados Unidos, país donde cursó su especialidad y donde trabajó como Jefe de Residentes. Elaboró así el protocolo de lo que hoy se conoce como programa MIR; un sistema de rotación para médicos internos por diferentes especialidades básicas que les ayudaría a encontrar su especialidad como médicos residentes.

En su intervención de agradecimiento, Fernando Alonso ha recordado que el sistema MIR, que él implantó en el Hospital de Oviedo para mejorar la formación de los médicos, fue posteriormente implantado, "aunque tardaron bastante", en todos los hospitales de la Seguridad Social en España. Alonso ha deleitado a los asistentes con distintas anécdotas repletas de ironía y de historia, no tanto de la Medicina, como cabría esperar, como del Deporte. Así, ha sorprendido recordando su pasado como saltador de pértiga, "con pértiga rígida y cayendo a un foso de arena, como como los señoritos de ahora, que tienen colchonetas", y en otras muchas especialidades del atletismo, "deporte que me apasionó desde momento en que lo conocí". Y ha dejado en el aire, para los investigadores, el misterio del porqué la Selección Española de Atletismo, de la que él formaba parte, no acudió, en el último momento, a los Juegos Olímpicos de Londres de 1948.