La Ciudad

Retirado el león de bronce del monumento a Alfonso I el Batallador para restaurarlo

El Ayuntamiento de Zaragoza ha procedido a retirar esta mañana el león de bronce del monumento a Alfonso I El Batallador en el Parque Grande José Antonio Labordeta. La escultura estaba muy deteriorada y se va a proceder a su limpieza y restauración.

El león, símbolo de la ciudad de Zaragoza, fue modelado por Virgilio Garrán y fundido en los talleres de Averly. Se colocó en 1927, dos años después que la estatua del Batallador diseñada por José Bueno.

Los monumentos ubicados en parques y vías públicas están sometidos al deterioro producido por factores ambientales y por los actos vandálicos. En este caso, el león de bronce se encontraba en mal estado con rayas, pintadas e incluso un hueco horadado en una de sus patas.

Su restauración se va a llevar a cabo en una función zaragozana, a la que ha sido trasladada la escultura esta misma mañana. Esta actuación es la primera de las que se van a llevar a cabo en el monumento a Alfonso I El Batallador, en el que se van a acometer diferentes tareas de limpieza y conservación a lo largo de los próximos meses.