Cultura

Muerte a los grandes relatos

HORARIO

De lunes a viernes de 12 a 14 y de 18 a 21 h.

Sala de Exposiciones Juana Francés
C/ Don Juan de Aragón, 2
Teléfono: 976 726 040

Del 7 de Marzo al 20 de Abril de 2017

¿Por qué no ha habido grandes mujeres artistas?

Es la incómoda pregunta que la historiadora del arte Linda Nochlin escogió como título de su célebre ensayo en 1971. A pesar de lo acertado del titulo de Nochlin a éste le falta un matiz que lo haría mucho mas incisivo: ¿por qué no ha habido grandes mujeres artistas en la historia del arte oficial?

Y es que, como todas las historias del mundo, la del arte tiene una versión ortodoxa y millones de relatos subsidiarios que no encajan con su discurso y son eliminados por molestos e improcedentes; por suponer pequeñas fisuras a una narración que se quiere sin mácula y que es protegida y perpetuada por una Academia y una cultura occidental cuyas opresiones son rastreables en todo mito fundacional o relato que genera.

La mujer, en su condición de sujeto oprimido, automáticamente se convierte en creadora outsider, en sujeto underground. Las actividades creativas históricamente impuestas a las mujeres (tejeduría, artes decorativas, pintura de pequeño formato, etc) se sitúan -o han sido situadas- en el último escalafón de lo artístico, reservándose el Gran Arte para las manos masculinas. A la mujer le es vetada la formación artística reglada, se le prohíbe el acceso a las clases de dibujo al natural, se le niega un papel en la historiografía y se relega su presencia a asignaturas optativas, como si los frutos artísticos de más de la mitad de la población fueran meramente anecdóticos.

Desde la contemporaneidad, numerosos estudios e iniciativas feministas tratan de reparar el daño que esta invisibilización de la producción artística de la mujeres ha generado tanto a nivel teórico como en la praxis. La falta de bibliografía que explique los condicionantes que apartaron a las mujeres de la esfera artística revierte no sólo en un desconocimiento de las relaciones de poder que rigen nuestra sociedad en todos sus ámbitos, sino que tiene sus consecuencias a la hora de que las creadoras se identifiquen a sí mismas como artistas, valoren su trabajo o sean remuneradas y publicitadas en igualdad de condiciones.

La plataforma cultural Quién Coño Es nace en mayo de 2015 con la intención de visibilizar la producción artística de las mujeres desde una perspectiva historiográfica, interviniendo el espacio urbano y universitario mediante carteles que nos remiten a artistas como Angelica Kauffmann, Faith Ringgold o Jenny Holzer. Sumándose a las publicaciones que Quién Coño Es edita periódicamente, la presente muestra pretende llevar el espíritu de la plataforma al terreno expositivo.

Muerte a los Grandes Relatos repasa la Historia del Arte desde una perspectiva de género. Mediante la vinculación de artistas actuales a creadoras del pasado, la muestra subraya la necesidad de fomentar una didáctica que incluya a las mujeres como objeto de estudio y de visibilizar la creación contemporánea de las artistas que trabajan en el ámbito nacional, para así deconstruir el Gran Relato que rige nuestra visión actual del arte y difundir otras realidades que no son las apuntaladas por los poderes históricos.

ENTRADAS

Gratuita

TU OPINIÓN NOS INTERESA

Actualmente no existe ningún comentario