Bomberos y Protección Civil

Conmemoración AÑO DE AUGUSTO - Las Cohortes de Vigiles.

Alberto Fernández Sora

Con motivo de la conmemoración del AÑO DE AUGUSTO, el Museo del Fuego y de los Bomberos presenta la exposición denominada 'Las Cohortes de Vigiles', que podrá visitarse desde el 16 de mayo, hasta el 31 de diciembre, en horario de atención al público.

El objetivo es mostrar como resolvían en Roma, los numerosos y devastadores incendios que iban en aumento, a medida que iba creciendo la ciudad. Algunos autores piensan que posiblemente no difería, a otra escala, del sistema implantado en colonias como Caesaraugusta.

En Roma ya existía una cierta organización para la lucha contra el fuego en la época monárquica.

Los dirigentes de la época republicana tampoco pasaron por alto la amenaza de los incendios, teniendo en cuenta que al finalizar la República, Roma contaba con más de un millón de habitantes. La organización contra incendios estaba al mando de magistrados superiores (cónsules, ediles y tribunos) y magistrados inferiores (triumuiri nocturni, quinqueuiri uls cis Tiberin), cada uno con su distinta responsabilidad. El grueso de los medios humanos estaba compuesto por esclavos.

Destacar figuras como Craso o Egnatius Rufus que utilizaban sus numerosos esclavos para, de forma privada, luchar contra los incendios en detrimento del servicio público, con el objetivo de conseguir ventajas económicas o políticas. Estos signos mostraban ya la quiebra de la administración republicana. Corresponderá a Augusto remediar estos males y dotar Roma de un sistema coherente de lucha contra los incendios.

Alberto Fernández Sora

Fue Augusto, quien adaptó la organización de la lucha contra los incendios a medida que intuía las necesidades. Realizó tres reformas, la primera en el año 22 a.C. reforzando el servicio, con 600 esclavos al mando de los ediles. Una segunda reforma tuvo lugar en el año 7 a.C. a raíz del incendio del Foro, creando Augusto la figura del vicorum magistri y poniendo a su cargo los esclavos que dependían de los ediles. Y por fin, una tercera reforma, en el 6 a.C., creando las cohortes de vigiles y dotando así a Roma de un sistema coherente de lucha contra los incendios, con una estructura definitiva y eficaz.

Augusto dividió Roma administrativamente en 14 regiones y estableció 7 cohortes de vigiles, al mando de un Prefecto que dependía directamente del emperador. Cada cohorte contaba con 1000 hombres al mando de un Tribuno y a su vez, dividida en 7 centurias, cada una al mando de un Centurión. Cada cohorte protegía dos regiones.

Diversos restos arqueológicos, escritos y epigráficos nos desvelan como era el sistema de trabajo de los vigiles, sus utensilios, la forma de trabajo mediante rondas nocturnas, los puestos de guardia, los cuarteles, sus creencias, sus relaciones familiares, etc.

Esperamos vuestra visita.