Bomberos y Protección Civil

Recomendaciones de seguridad del Ministerio del Interior durante las Fiestas del Pilar

El Ayuntamiento de Zaragoza quiere que toda la ciudad disfrute de unas fiestas del Pilar participativas, en los barrios y en la calle. Para contribuir a un mejor desarrollo de los actos, el Consistorio recuerda las recomendaciones de seguridad del Ministerio del Interior:

1) Antelación: llegar a recintos con tiempo suficiente para entrar escalonadamente y sin atascos, para facilitar el control de efectos que se realizará a todos los asistentes.
2) Mantener la calma: el desorden y las prisas pueden provocar mayores desgracias.
3) Desalojo ordenado: al finalizar los diferentes espectáculos, desalojar el espacio con calma y paciencia.
4) Evitar atascos: Al entrar o salir, no pararse en puertas, vomitorios o pasillos de acceso a las localidades.
5) Evitar mochilas y bolsos grandes: evitar llevar mochilas y bolsos grandes, en la medida de lo posible, para facilitar los controles de acceso a los diferentes espacios.
6) Indicaciones: seguir en todo momento las indicaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de la seguridad privada y de la Organización.
7) Punto de encuentro: en caso de ir en grupo, acordar siempre un punto de reunión por si alguien se pierde.
8) Niños: llevar en brazos o de la mano a los pequeños.
9) Prohibición de armas y petardos: prohibido acceder a los espacios con cualquier tipo de arma o cualquier otro elemento susceptible de usarse como tal. Prohibida la entrada con petardos, bengalas o cualquier tipo de elemento pirotécnico.
10) Transporte público: se recomienda el uso del transporte público, autobuses, tranvía o taxi.
11) Para evitar robos:
a. vigilar siempre las pertenencias personales.
b. procurar llevar los mínimos artículos posibles. En caso de hacerlo, usar los bolsillos delanteros e, incluso, bolsillos interiores.
c. en el caso de usar bolso, lo recomendable es que sean cruzados por delante y con el cierre hacia el interior.

12) Extremar la precaución: guardar especial atención y evitar acercarse a las orillas del río innecesariamente.

En definitiva, actuar siempre con prudencia y de forma razonable. De esta forma evitaremos aglomeraciones en accesos a recintos y atascos en la vía pública. En estos tiempos nuevos que vivimos debemos adaptarnos a las nuevas medidas de seguridad. Así hacemos ya, por ejemplo, en los aeropuertos, en donde estamos acostumbrados a no viajar con elementos punzantes o determinadas sustancias líquidas.