Cultura

El Equilibrista

Autor/es
Colectivo Pablo Serrano(grupo artístico)
Emplazamiento
Plaza Ciudad de Sarajevo, en el barrio de Las Fuentes.
Periodo
[2001-] Siglo XXI
Colaboradores
Área municipal de Parques y Jardines (instalación).
Materiales
1) hormigón (pedestal cilíndrico); 2) raíl de tren (acero); 3) bronce (escultura).
Dimensiones

Pedestal (incluyendo la parte enterrada): 2,08 x 0,38 x 0,38 m.

Raíl de tren: 0,07 x 0,05 x 0,72 m.

Escultura: 1 x 1 x 0,29 m.

Cronología
9 de febrero de 2011(inauguración de la escultura).
Promotor
Junta Municipal del Distrito de Las Fuentes.
Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza.
Crónica

La idea de crear una escultura en la Plaza Ciudad de Sarajevo del barrio de Las Fuentes que recordara lo que significó la trágica Guerra de los Balcanes se remonta a 2004 y surgió de la Junta Municipal del Distrito de Las Fuentes. De hecho, en mayo de ese año se anunció que pronto se colocaría una escultura que sirviera para reflejar los esfuerzos hechos por los países de los Balcanes para recuperar la paz y la democracia, pero la obra no se llegó a instalar. Tiempo después, ya en 2005, el concejal presidente de la Junta Municipal del Distrito, Laureano Garín, volvió anunciar la próxima instalación de la pieza y que además se regalaría una copia de la misma a la ciudad bosnia de Sarajevo, que da nombre a la plaza y que fue una de las más castigadas durante la guerra que asoló los territorios de la extinta Yugoslavia. Sin embargo, la escultura volvió a quedarse en el tintero. Finalmente, hubo que esperar otros seis años para ver materializada e instalada la mencionada escultura en la Plaza Ciudad de Sarajevo.

La pieza fue realizada por un escultor perteneciente al Colectivo Pablo Serrano y tuvo un coste aproximado de 6.000 euros, sufragado de manera íntegra por la Junta Municipal del Distrito de las Fuentes, aunque su instalación se hizo a través del área municipal de Parques y Jardines. Se inauguró el 9 de febrero de 2011 en un acto al que asistieron, entre otros, colectivos vecinales del barrio de Las Fuentes y el propio Laureano Garín, presidente de la Junta Municipal del Distrito, responsable de la iniciativa.

Comentarios

La escultura El Equilibrista se compone de tres partes perfectamente diferenciadas. En primer lugar dispone de un sencillo pedestal cilíndrico de hormigón de gran altura (2,08 m.) y diámetro escaso (0,38 m.), que sirve para potenciar la presencia visual del conjunto gracias a su estilización y su formato marcadamente vertical. A su vez, dicho pedestal aporta ligereza y refuerza la idea general de equilibrio inestable que la obra pretende transmitir. Sobre el pedestal apoya la segunda de las partes del conjunto, un trozo de raíl de tren que se dispone perpendicularmente al mismo, sobresaliendo por los dos extremos, lo que genera un marcado contraste entre su horizontalidad y la verticalidad del pedestal. Dicho raíl, con su estrechez y disposición longitudinal, pretende evocar una especie de cuerda floja sobre la cual camina, manteniendo el equilibrio, la tercera y más importante de las partes que componen la obra: la figura de un equilibrista realizada en bronce.

La figura de bronce muestra a un personaje masculino desnudo de proporciones muy alargadas y estilizadas, completamente exageradas e irreales, y de rasgos muy simplificados y esencializados, incluso inexistentes en ciertas zonas de su anatomía como el rostro, que carece de facciones (por el contrario, lo atributos masculinos están muy enfatizados). Dicho personaje presenta sus brazos completamente extendidos formando una T perfecta con su tronco, y sus piernas dispuestas sobre el raíl en posición de andar, evocando la figura de un equilibrista caminando sobre la cuerda floja, algo lógico, dado que la pieza pretende simbolizar precisamente el difícil equilibrio "entre el amor y el odio, la paz y la guerra", tal y como puntualizó el concejal presidente de la Junta Municipal de Distrito de la Fuentes, Laureano Garín, durante su inauguración. La textura del acabado del bronce es rugosa, pretendidamente tosca, y refleja muy claramente la técnica del modelado empleada por el autor antes del fundido en bronce. De hecho, este tipo de acabado, junto a las pautas formales empleadas en la resolución de la figura (estilización exagerada de las proporciones, esencialización muy marcada de los rasgos...), remiten claramente a ciertas obras de uno de los más grandes escultores del siglo XX, Alberto Giacometti (El hombre que camina...), que sin duda sirvió de referencia o modelo parcial al autor de la pieza zaragozana, que por otro lado realizó una escultura muy digna, de notable belleza, la cual adolece únicamente de un tamaño excesivamente pequeño (1 m. de altura).

Autor de la Ficha
Javier MARTÍNEZ MOLINA
Bibliografía
  • T.R.L., "El distrito instala una escultura en la plaza Sarajevo", en El Periódico de Aragón, (Zaragoza, 10-II-2011), s. p. (edición digital).
  • www.cpcalzar.educa.aragon.es
Clave Iconografía
Alegoría
Clave Materiales
Hormigón, Metal
Clave Temática
Memoria, Leyendas y Tradiciones, Víctimas