Cultura

Fuente del Buen Pastor

Autor/es
LASUÉN FERRER, Dionisio(Escultor), NORTON, Frank
Emplazamiento
Plaza principal del Centro Cívico Salvador Allende (antiguo Matadero de Zaragoza)
Periodo
[1875-1936] Restauración y II República
Materiales
Piedra de Fonz (Escultura del Buen Pastor), Piedra de Juneda (reproducción del Buen Pastor)
Cronología

Realización de la fuente: 1885

Traslado de la fuente al paseo de la Constitución: Década de los 70

Reinstalación de la fuente y de la reproducción de la escultura del Buen Pastor en la plaza principal del Centro Cívico Salvador Allende(antiguo matadero): 17 de mayo de 2006

Promotor

Ayuntamiento de Zaragoza

Adocrin Ganadera (reprodución actual)

Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza
Crónica

A finales del siglo XIX, la necesidad de equipar a la ciudad de Zaragoza con una matadero fue cubierta mediante la construcción deun importante complejodiseñado por Ricardo Magdalena. Fue un proyecto con gran fortuna crítica en la época, tomadocomo ejemploen múltiples ciudades españolas yeuropeas por su marcado funcionalismo.El matadero aunaba funcionalidad y belleza,lo que se manifiestaba enlas ventanas, el arco de entrada y, sobretodo, la fuente del Buen Pastor realizada para la plaza principaldel matadero. Dionisio Lasuén fue el escultor encargado de realizarla, uno de los artistas aragoneses más destacados del momento y que ya había colaborado con Ricardo Magalena enotros proyectos, como la antigua Facultad de Medicina de Zaragoza. La obra fue realizada en 1885, apunto para la inauguración del conjunto durante la celebración de la Exposición aragonesa de 1885-1886.

Con el cierre del matadero en los años 70, y ante las amenazas de derribo se trasladó la fuente al paseo de la Constitución para asegurar su permanencia.Finalmente, el mataderofue rehabilitado como centro cívico, mientras que la fuente en su nueva ubicaciónfue experimentando un deterioro progresivo.El 25 de junio de2002el Buen Pastor sufrió el golpe de gracia cuando unos jóvenes intentaron subir hasta lo alto de lafuente, provocando la caída de la escultura, que quedó gravemente dañada. Este hecho desencadenó una pugna por hacerse con la "custodia" de la fuente entre el Distrito de Centro, que defendía la permanencia del conjunto en paseo de la Constitución,y Distrito de Las Fuentes, que exigía el retorno del Buen Pastor al Centro Cívico Salvador Allende (antiguo matadero). Se realizaron varias reuniciones entre diferentes representantes municipales, deciendo finalmente que la obra debía volver a su contexto original.

A comienzos de 2004, una vezsolventada la localización de la fuente, comenzóla restauración de la misma, realizada por Alberto Gómez Ascaso y Manuel Arcón en el caso de la imagen del Buen Pastor, mientras que Frank Norton se encargó de la fuente.A finales de 2004, Urbanismose mostró contrario a la reinstalación de laescultura (pero no de la fuente)en suubicación original por la fragilidadde lapieza. En su lugar debía instalarse una reproducción de la imagen original, para lo cual firmó un acuerdo con la empresa Adocrin Ganadera, que, apoyándose en la Responsabilidad Social Corporativa, financió la realizaciónde lanueva imagen. El encargadode ello fue de nuevoel escultor y restaurador Frank Norton. La fuente y la reproducción del Buen Pastor fueron instaladas el 17 de mayo de 2006, mientras que la escultura original aún está pendiente de ubicación enuna de las naves del matadero rehabilitada como biblioteca.

En el espacio dejado en el paseo de la Constitución se levantó el memorial a las víctimas del Yak-42, inaugurado el 17 de abril de 2007.

Comentarios

La realización de esta obra estuvo condicionada por la naturaleza del espacio al que estaba destinada: un complejo industrial destinado al sacrificio de los animales, lo que requería una obra sencilla y una iconografía representativa. Lasuén ideó una fuente con un único vaso de tamaño medio sobre el que se alzaba la estructura central, sencillamente decorada con motivos geométricos y vegetales. En lo alto de la misma situó la escultura del Buen Pastor, iconografía cristiana de origen clásico muy apropiada para este espacio. Esta obra constituye, a pesar de su sencilla apariencia, una de las piezas más relevantes dentro de la colección de arte público de Zaragoza, un valor que radica en aspectos que van del plano artístico al histórico.

El Buen Pastor es una de las piezas más representativas de la producción artística de Dionisio Lasuén. Si bien esta obra no resulta significativa por las aportaciones novedosas que pueda hacer, puesto que fue realizada bajo los presupuestos academicistas dominantes en toda su producción (Ángel en Oración; Miguel Servet y Jordán de Asso en Paraninfo, etc), la imagen demuestra un gran dominio del oficio de escultor. Desde la técnica, visible en el detallismo y delicadeza a la hora de representar la lana de la oveja o los cabellos y vestimentas del joven pastor, a la composición en contraposto ligeramente inclinada a un lado, demostrando una gran pericia por el equilibrio logrado en la imagen.

A todo ello se debe añadir el valor histórico de la obra. La realización de la obra tuvo lugar en 1885, una época en la que el agua corriente todavía no llegaba a las casas, por lo que las fuentes eran un bien común de uso cotidiano. Ésta es una de las principales fuentes que existían en Zaragoza en el siglo XIX, junto con la fuente de los Incrédulos (la más antigua de la ciudad), la fuente de Neptuno o también conocida como fuente de la Princesa, y la fuente de la Samaritana. En el caso del Buen Pastor, ésta no estaba destinada al uso de los ciudadanos, sino que por su ubicación en el patio principal, probablemente funcionaba como un elemento decorativo y representativo del matadero. Ésto la hace aún más destacable, ya que ello la convertiría en la primera fuente de Zaragoza con un uso exclusivamente decorativo, ya que incluso una fuente tan representativa como la de la Princesa estaba destinada al suministro de agua de la ciudad.   

Autor de la Ficha
Mª Luisa GRAU TELLO
Bibliografía
  • ABAD ROMÉU, C. et al, Inventario de Bienes Histórico - Artísticos del Ayuntamiento, Zaragoza, 1995, p. 330.
  • ANÓNIMO, "Vandalismo callejero", Heraldo de Aragón, 26 de junio de 2002.
  • ANÓNIMO, "Un jover pierde un brazo al caerle encima la fuente del Buen Pastor", Heraldo de Aragón, 28 de junio de 2002.
  • ANÓNIMO, "Reunión sobre la fuente del Buen Pastor", El Periódico de Aragón, 25 de octubre de 2003.
  • ANÓNIMO, "El Ayuntamiento comienza a desmontar la fuente del Buen Pastor", El Periódico de Aragón, 20 de febrero de 2004.
  • ANÓNIMO, "Escombros en el hueco que dejó el Buen Pastor", El Periódico de Aragón, 12 de noviembre de 2004.
  • ANÓNIMO, "Convenio para crear una réplica del Buen Pastor", El Periódico de Aragón, 30 de diciembre de 2004.
  • ANÓNIMO, "El Buen Pastor vuelve al matadero", El Periódico de Aragón, 18 de mayo de 2006. 
  • MILLÁN LUNA, Andrés, "Constitución no se escribe en cerámica", Paseos Urbanos Zaragoza, nº 32, noviembre, 2003.
  • PÉREZ GARBAYO, Charo, "Concurso para sustituir la fuente del Buen Pastor", El Periódico de Aragón, 23 de noviembre de 2003.
  • RINCÓN GARCÍA, Wifredo, Un siglo de escultura en Zaragoza: 1808-1908, Zaragoza, Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja, 1984.
Clave Iconografía
Alegoría, Animales, Hombres
Clave Materiales
Piedra
Clave Temática
Industria, Comercio y Agricultura, Religiones y Mitos