Cultura

Monumento al Mundial del 82

Autor/es
ALÓS BARDUZAL, Francisco(Arquitecto)
Emplazamiento
Calle Eduardo Ibarra
Periodo
[1976-2000] Último cuarto del siglo XX
Materiales
Hormigón (monolitos ), hierro (engarces y esfera), granito (placa)
Dimensiones

Conjunto escultórico: 6m x 1,80m x 0,57m

Pilar: 6m x 0,42m x 0,57m

Cronología
1982
Promotor
Ayuntamiento de Zaragoza
Propietario
Ayuntamiento de Zaragoza
Inscripciones

Placa de granito: ESPAÑA MUNDIAL-82.

Lateral de uno de los monolitos: YUGOSLAVIA. La inscripción está acompañada de un motivo geométrico donde se ha pintado la bandera yugoslava.

Lateral de uno de los monolitos: IRLANDA DEL NORTE. La inscripción está acompañada de un motivo geométrico donde se ha pintado la bandera de Irlanda del Norte.

Crónica

La celebración del Mundial en España fue vivida como un gran acontecimiento puesto que era el primer gran evento de la Transición. Era un encuentro deportivo de primera escala, pero para España representaba además la oportunidad de demostrar la evolución experimentada por el país desde el final de la dictadura del General Franco.

Zaragoza fue una de las ciudades sede del Mundial: se disputaron los partidos correspondientes al Grupo E, integrado por Honduras, Irlanda del Norte, Yugoslavia y España. El Ayuntamiento organizó diversos actos culturales como el III Festival de Teatro,el concierto de la Orquesta Sinfónica Nacional de España, o una muestra de artesanía aragonesa.Pero no fueron las únicas actuaciones organizadas desde el Ayuntamiento con motivo del Mundial. A todo ello hay que añadir la erección del monumento al Mundial del 82, en conmemoración de los partidos disputados en la capital aragonesa, y que fue realizado por el arquitecto Francisco Alós como encargo municipal.

Comentarios

Junto al Estadio de La Romareda se construyó el monumento al Mundial del 82 y el edificio que serviría como sede de los medios de comunicación que se habían trasladado a Zaragoza para cubrir el evento. Hay que poner estas dos obras en estrecha relación, ya que si bien eran de diferente naturaleza y no formaban parte del mismo proyecto, estaban directamente interrelacionadas entre sí.

El monumento estaba integrado por dos conjuntos exentos que conmemoraban los dos primeros partidos disputados en Zaragoza: Irlanda del Norte-Yugoslavia y España-Honduras. Cada conjunto estaba formado por dos monolitos de los que salía un engarce metálico y que se unían en una esfera (en referencia al balón de fútbol) que quedaba suspendida entre los dos monolitos. Mediante esta sencilla composición, Alós representaba el encuentro de las cuatro naciones por medio del fútbol.

Estas dos estructuras se dispusieron a uno y otro lado del edificio de comunicaciones (hasta hace poco sede del área municipal de Gerencia de Urbanismo), separadas físicamente pero no aisladas ya que la sede actuaba como hilo conductor entre ambas. Y es que su fachada estaba articulada por los elementos que componían el monumento: parejas de monolitos que seguían el mismo diseño que los del propio monumento y una gran circunferencia, que se abría en el frente y en las esquinas del edificio en alusión a la esfera-balón. De esta manera, se creó un conjunto "escenográfico" formado por la arquitectura y la escultura, en el que se pueden ver ciertos aires posmodernos en lo que al edificio se refiere.    

El monumento al Mundial del 82 es uno más de los ejemplos de arte público de la ciudad aragonesa que se ven gravemente afectados por el paso del tiempo y el vandalismo. La obra que hoy se conserva no tiene nada que ver con la realizada en 1982. En primer lugar hay que destacar la pérdida de uno de los dos conjuntos que integraba la obra, concretamente el correspondiente al partido España-Honduras, que fue eliminado con la construcción del edificio conocido como "El Cubo". Y, en segundo lugar se deben señalar los múltiples daños que reviste el único conjunto que subsiste: pérdida de los engarces metálicos y de la esfera que unía ambos monolitos. Todo ello ha provocado que el monumento se encuentre en la actualidad totalmente desvirtuado y carente de su sentido e integridad original, hecho que pone de manifiesto el alto riesgo de deterioro que tiene el arte público y el estado de abandono en el que se suele encontrar habitualmente este tipo de obras.

Autor de la Ficha
Mª Luisa GRAU TELLO
Clave Iconografía
Alegoría
Clave Materiales
Hormigón, Metal
Clave Temática
Deportes